+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Cuando el cáncer se pinta con humor

El ilustrador leonés Javier de Castro ilustra ‘Que no, que no me muero’.

 

Una de las ilustraciones de Javier de Castro en el libro ‘Que no, que no me muero’. JAVIER DE CASTRO -

Cuando el cáncer se pinta con humor -

10/03/2016

verónica viñas | león

«Sin pena ni optimismo». Fue el reto que se impuso el ilustrador leonés Javier de Castro para recrear las difíciles historias —algunas propias— de la profesora y periodista canaria María Hernández Martí a propósito del cáncer. Que no, que no me muero, (Editorial Modernito Books) es una novela gráfica que mira de frente la enfermedad, con altas dosis de humor (negro). El libro, que aparecerá en el mercado en abril y se presentará en León, contiene todas las posibles emociones y reacciones de una enferma de cáncer. Un texto ácido, sincero e inteligente. «Desde el principio hubo sintonía», confiesa De Castro sobre su trabajo con la escritora María Hernández Martí. De hecho, el dibujante leonés no fue la primera elección, pero sí el único capaz de compenetrarse con Lupe, una mujer de 38 an?os, posible ‘alter ego’ de la autora. «Intenté respetar los textos al máximo, pero aportando cosas nuevas con el dibujo», explica. Lupe es una mujer moderna, con pareja, perro, familia, problemas laborales, clientes morosos y, por si fuera poco, con un ca?ncer de mama. Una mujer que se toma el cáncer con el mismo sentido del humor peculiar que aplica a todas las facetas de su vida. «Yo nací azul y sin paciencia ninguna. Lo del color se me pasó en un ratito, con oxígeno y eso, pero lo otro no», confiesa Lupe.

Cuando el mundo se desmorona siempre hay consejeros dispuestos a convertirse en salvadores, aunque sea con trucos tan estrambóticos como beber zumos de remolacha. En definitiva, historias tan absurdas como la vida, a las que De Castro aporta no sólo sus impecables dibujos —dignos herederos de la línea clara franco-belga—, sino originales composiciones. El ilustrador leonés se convirtió hace dos años en la sensación del Salón del Cómic de Barcelona con su novela gráfica Sandía para cenar, una historia costumbrista sobre la realidad alterada por lo insólito.

Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla