+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Dalí se instala en la ULE

El Albéitar acoge ‘Los laureles del éxito’.

 

Una de las obras de la exposición de Dalí. DL -

18/01/2017

dl | león

El Área de Actividades Culturales de la Universidad de León (ULE) inaugura hoy en la Sala de Exposiciones del Ateneo Cultural El Albéitar, una exposición de Salvador Dalí que presenta bajo el título Los laureles del éxito, en la que se engloban tres series de grabados del pintor surrealista: El cantar de los cantares del rey Salomón, Cincuenta años de surrealismo y Babalouo. La muestra podrá ser visitada hasta el 24 de febrero, de lunes a viernes, de 12.00 a 14.00 y de 18.30 a 20.30 horas. La presencia en León de esta exposición es fruto de la estrecha colaboración que mantiene la Universidad d con la Fundación Universitaria Iberoamericana (Funiber), a través de la cual han pasado por las salas del Ateneo Cultural dexcelentes colecciones de Goya, Picasso y Dalí.

Federico Fernández Díez, Director de la Obra cultural de Funiber, recuerda que León ya ha tenido la oportunidad de ver grandes obras de Dalí correspondientes a la primera mitad de los años 70, «cuando produce numerosa obra gráfica de diversa temática y calidad, entre 1971 y 1974, y está en la cima de su popularidad y reconocimiento». De ese periodo se han expuesto en la ULE Los caprichos de Goya por Dalí, Las cenas de Gala y Los sueños caprichosos de Pantagruel.

Ahora se presentan tres nuevas series que evocan la creatividad de este polifacético artista conocido por sus impactantes y oníricas composiciones. Una exposición calificada por Fernández Díez como la «más completa e interesante de la obra gráfica de Dalí en el periodo culminante de su figura».

En la primera serie de grabados, El cantar de los cantares del rey Salomón, del año 1971, Federico Fernández explica en su presentación de la exposición que «Dalí ilustra el poema erótico con elegancia y delicadeza, en una fina creación en la que utiliza polvo de oro en varios de los grabados». En Cincuenta años de surrealismo, de 1974, año de inauguración del Teatro-Museo Dalí de Figueras, desgrana los episodios más relevantes de su vida «a partir de ilustraciones de la serie desde que Picasso le ayuda para viajar a EE UU, al desastre del escaparate de la Quinta Avenida, o los avatares de Gala y su triunfo final», explica el comisario de la muestra. Más curiosa y extraordinaria resulta la serie Babalouo, en la que Dalí, en 1979, ilustra con grabados una reedición de su guión cinematográfico de 1932, así titulado