+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

PATRIMONIO

Descubren una nueva estación rupestre en la Maragatería

n vecino de Lagunas de Somoza encuentra petroglifos en el paraje La Fuente del Lobo. Se trata de sencillas cazoletas y surcos similares a la treintena de paneles que han aparecido en los últimos diez años

 

Detalle de la roca en la que se ven numerosas cazoletas. JUAN CARLOS CAMPOS -

07/12/2018

VERÓNICA VIÑAS | LEÓN

La búsqueda de petroglifos se complica. Los hallazgos cada vez son más escasos y en lugares más recónditos. Ahora ha sido Marcos Alonso Blas, vecino de Lagunas de Somoza, el que ha localizado una nueva estación rupestre en el paraje conocido como La Fuente del Lobo, situado entre aquella localidad y Villar de Golfer. Las coordenadas exactas ya las tiene la Junta de Castilla y León, a la que estos ‘arqueólogos aficionados’ comunican todos los descubrimientos.

El astorgano Juan Carlos Campos, que ha encontrado la mayor parte de la treintena de estaciones rupestres que han aflorado en la última década en León, asegura que no hay «hallazgo pequeño». Campos, al que suelen acudir los descubridores, debido a la apatía de las administraciones, afirma que el nuevo panel localizado en la Maragatería repite el modelo de casi todos los petroglifos leoneses. Se trata de un afloramiento de pizarra ‘decorado’ con más de una veintena cazoletas milenarias. Cubetas grandes en la parte superior y otras más pequeñas adaptadas al perfil de la roca.

Campos lamenta que mientras en Galicia y otras comunidades prestan mucha importancia a cada descubrimiento, en León siguen sin despertar el interés de las instituciones, ni siquiera de la Universidad, que en su día certificó la antigüedad de los primeros petroglifos localizados por Campos —al menos tienen 6.000 años—. El desdén de las administraciones explica que conjuntos como el Pendilla acabaran siendo arrasados por la apertura de un camino minero.

El arte rupestre leonés ha sido invisible prácticamente hasta hace una época, cuando Campos y otros aficionados, en su mayoría cazadores, pescadores, senderistas y vecinos de comarcas en las que empezaron a aflorar grabados del Calcolítico, se lanzaron a la misión de rastrear parajes poco transitados. Gracias a ellos, los expertos ya empiezan a mencionar a León, que hasta ahora era una ‘zona gris’ entre el rico patrimonio rupestre gallego y la meseta.

La asociación Promonumenta ha pedido que este conjunto de petroglifos sean declarados Bien de Interés Cultural (BIC). Y es que algunos son realmente extraordinarios, como certificó uno de los mayores expertos del mundo, Jeff Saward. Es el caso de las estaciones rupestres de Peñafadiel —a los pies del Teleno— y Peña Ferrada (en Chana de Somoza).

Los petroglifos son uno de los grandes enigmas para los investigadores. Nadie ha desentrañado hasta la fecha si estamos ante las primeras manifestaciones de escritura y cuál es su significado. Las principales teorías consideran que podría tratarse de representaciones solares que servían a las primitivas sociedades campesinas para llevar a cabo ritos de iniciación o propiciar la fertilidad.

Después de que Campos localizara los petroglifos del Teleno, fueron apareciendo más en Lucillo, en Andiñuela, en Peñamartín, en prácticamente toda la Maragatería, en el Bierzo, en los Ancares y en Alija del Infantado, entre otros lugares. «Vamos rellenando las piezas de un puzle que quizá en el futuro veamos completo», dice este apasionado del arte rupestre.

«La gente de a pie tiene mucho interés en que se hagan rutas, que se documenten las estaciones, que se protejan, se pongan en valor y se den a conocer porque es la única herencia que tenemos», asegura Campos.

Frente a la escasa sensibilidad institucional, el pasado 30 de abril nacía la Lliga Celta Llionesa. Se daba a conocer con un ciclo de conferencias, a modo de acto fundacional. «Debido a la apatía y desinterés —cuando no ocultación—, que las administraciones que padecemos muestran por nuestro pasado ancestral, celta, astur, cántabro... nace la Lliga Celta Llionesta», justificaron entonces.






Buscar tiempo en otra localidad