+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

LEÓN ■ PATRIMONIO

El legado de Gaudí llega a cada ordenador

La Universidad Politécnica de Cataluña impulsa un archivo con 147.000 documentos. Una decena corresponde a Botines

 

Una persona observa parte de los documentos que se podrán consultar en el Archivo Digital Gaudí. QUIQUE GARCÍA -

Dibujo de la entrada a Botines. A.D.G. -

DL | REDACCIÓN / EFE
14/02/2018

Unos 147.000 documentos, entre dibujos, proyectos, fotografías y objetos de Antoni Gaudí y otros artistas se podrán consultar en el Archivo Digital Gaudí, que presentó ayer la Cátedra Gaudí de la Universidad Politécnica de Cataluña y que quiere ser un gran catálogo único de la obra del arquitecto. De entre ellos, al menos una decena corresponden a la Casa Botines de León: son sobre todo planos del edificio o de determinadas partes del mismo, como alzados, entradas (la principal y la secundaria), de la carpintería de castaño de la entrada que da a los Guzmanes o de la «torre del ángulo de la calle de los Guzmanes y la de los Pósitos», como reza literalmente el documento. Otro de ellos conta como «detalle de la fachada, especialmente para fijar la altura de los pisos y situación de ventanas y contornos». Del Palacio Episcopal de Astorga cuenta con un retrato del obispo Joan Baptista Grau, que impulsó su construcción, aunque el archivo irá aumentado más con el tiempo.

En rueda de prensa, el director de la Cátedra Gaudí, Juan José Lahuerta, aseguró que es «uno de los archivos más importantes del mundo, tanto por la cantidad de documentos y el periodo tan amplio que abarca —desde el siglo XIX—, como por su calidad».

El archivo está formado por 147.000 documentos de fondo gráfico, bibliográfico, fotográfico y de objetos artísticos de «los grandes arquitectos modernistas, novecentistas, racionalistas y de los años 50 que han pasado por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona. La muestra cuenta con una cincuentena de fotos y dibujos de la época de estudiante de Gaudí, un cifra que aunque parezca «baja» constituye un fondo gráfico muy importante, porque gran parte de los documentos de ese periodo del arquitecto se perdieron en el incendio de su taller de la Sagrada Familia.

Lahuerta detalló que hasta ahora se ha inventariado un 18 % del fondo (26.282 documentos) y se ha digitalizado el 11 % (16.570 documentos), unas cifras que quedan muy lejos de la totalidad del archivo. «Los documentos digitalizados ya se pueden consultar entrando en la página web de la cátedra o de la biblioteca de la ETSAB, pero una gran parte del archivo sigue siendo inaccesible», se quejó el director de la Cátedra Gaudí, quien lamentó la falta de recursos de un archivo que, aseguró, es «muy desconocido». Aún no hay fecha para la digitalización completa de todos los documentos ni tampoco un presupuesto total, pero Lahuerta explicó que están trabajando en un «plan de choque que consiste en hacer un mapa del fondo de todo el archivo» para conocer el material de que se dispone. «A partir de ahí podremos determinar el presupuesto total que necesitamos, algo en lo que estamos trabajando y que muy pronto sabremos», subrayó Lahuerta. El plan de choque requería unos 50.000 euros, que, según el director de la Cátedra Gaudí, no han podido conseguir y, por ello, aún no ha finalizado.

Según el director de la cátedra, la falta de recursos para un archivo que recoge la obra del arquitecto contrasta con la figura de Gaudí, que se ha convertido «en un producto comercial que genera gran cantidad de dinero para la ciudad de Barcelona». «Insisto en la riqueza y el valor extraordinario de este fondo», dijo Lahuerta, y lamentó «el abandono inmerecido» reclamando «la necesidad de encontrar recursos y compromisos públicos, empezando por la universidad, para que este fondo esté a disposición» de todo el mundo. Según el director, la digitalización de todo el archivo, y en concreto la parte dedicada a Gaudí, permitiría ver «una imagen del artista que no tiene nada que ver con el mito, el santo y el genio que fue». «Veríamos un personaje central en la construcción de la ciudad de Barcelona y de la arquitectura de finales del siglo XIX y XX a nivel mundial», incidió Juan José Lahuerta.

Dibujo de la entrada a Botines. A.D.G.