Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

Emilio Gancedo. escritor y periodista

«El poder desconfía del medio rural porque no consume masivamente»

Tras rastrear España en busca de personajes singulares, gente ‘corriente’ heredera de la tradición oral milenaria, Emilio Gancedo seleccionó a 25 para ‘Palabras mayores’, libro que hoy presenta en el Club de Prensa acompañado por el escritor Juan Pedro Aparicio y el director del Diario, Joaquín Sánchez Torné.

VERÓNICA VIÑAS | LEÓN
11/03/2015

 

—¿De dónde viene tu pasión por buscar personajes singulares?

—Es fruto de la pura curiosidad, de andar por la calle fijándome siempre en los rostros y también en los escaparates. Creo que era Oscar Wilde quien decía: «La gente no es buena ni mala. La gente es sólo encantadora o aburrida».

—En ‘Palabras mayores’ has localizado a 25 personajes peculiares de toda España, ¿cuál te impactó más?

—Uf, es difícil decirlo. Quizás el navarro centenario que todos los años, desde que una ‘niebla milagrosa’ le salvara de una muerte segura en la Guerra Civil, lanzaba un chupinazo desde el balcón de su casa e invitaba a comer a todos los del pueblo. ¡Eso es un paisano!

—¿Todo el mundo merece quince minutos de fama?

—Sin duda. Y estos y otros personajes anónimos, llenos de filosofía natural y sentido común, merecen bastante más atención pública que Rajoy, Merkel o Herrera. Vamos, de aquí a Lima.

—¿El objetivo era encontrar a personas peculiares o aquellas que tuvieran historias fascinantes que contar?

—El objetivo fue emprender un viaje en el que saliese a la luz ‘el otro país’, el del medio rural y el de una generación irrepetible gracias a cuyos trabajos sin cuento hoy estamos aquí.

—Con estas personas ‘de la calle’ que se sinceran, ¿es inevitable tomar partido?

—¡Cómo no! Sobre todo por su manera de decir las cosas, sin asomo de corrección política. Dice el castellano viejo: «A mí que no me vengan con esa camarilla de Bruselas, que no hay más que delegados, subdelegados, consejeros... ¿Vais a venir a los pueblos a cuidar los animales y a aprovechar los pastos? Andar, andar por ahí, que no tenéis perdón de Dios. Herejes...».

—Muchos son auténticos libros vivientes...

—Y tanto. La riojana, por ejemplo, se acordaba de lemas publicitarios de los años veinte y hasta de carteles electorales. Por ejemplo, uno de las derechas con los palos de la baraja: a un lado los oros y las espadas («el dinero y el poder», decía) y al otro, las copas y los bastos («los borrachos y los brutos»).

—¿El folclore y la tradición oral tienen los días contados?

—Tal y como existían hasta ahora, sí. Pero seguirán por medio de historias, anécdotas, chistes compartidos... aunque viajen a lomos de smartphones.

—¿Los personajes con valores son ‘peligrosos’ para un poder que trata de narcotizarnos?

—El poder suele desconfiar del medio rural porque no consume masivamente, es más desconfiado, mantiene valores propios... allí patina, se le ve incómodo y yo diría que hasta lo teme. Por eso tiende a deshacerlo, a diluirlo, a eliminar sus diversas y ricas identidades en beneficio de una identidad global y vacua basada en el consumo y la tecnología.

—¿Qué supone para estas personas salir del ‘anonimato’?

—Muchos no entendían el motivo de la entrevista. No se consideraban lo suficientemente importantes... pero cuando vieron el libro la cosa cambiaba. Forman parte de una generación que aún venera la letra impresa, por eso noté emoción y mucha alegría en su mirada. También en sus familias, en sus nietos. Porque, como bien sabemos, no hay novela ni película que logre siquiera acercarse a las historias del abuelo.

—¿Habrá segunda parte?

—Hay quien echa en falta Portugal. No es mala idea...

—Uno de sus ‘paisanos’ recibe la visita de ovnis...

—Sí, el de las Hurdes, y dice que esos platillos suelen posarse justo encima de unas tumbas prerromanas. También tiene trato con un humanoide vestido de blanco y además elabora un orujo de miel espectacular.

—En un pueblo tenían unos ‘calzoncillos comunales’...

—Lo cuentan los asturianos de Caleao respecto a la época en que no se gastaba tal prenda y sólo se ponía cuando iban a hacer alguna gestión a la capital. Se guardaban en la iglesia y por eso a veces solía oírse: «¿Estu cómo se pon»? Y alguien respondía: «¡Lo cagáu pa’l culu!».

—En otro pueblo corre la leyenda de que la iglesia la construyó un gato...

—Seguir a un gato era un método estupendo para elegir el mejor lugar donde elevar edificios importantes. ¡Los gatos siempre se echan a rascarse en sitios soleados y a resguardo!

—¿Qué te aporta este libro que no te dé el periodismo?

—Creo que me ha permitido parar un poco y desarrollar un proyecto con más sosiego, abordar un tema de una forma más profunda y a más largo plazo.

Lugar: Gran Vía de San Marcos, 8.

Hora: 19.30.

 

1 Comentario
01

Por Armedin 16:42 - 11.03.2015

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

El libro tiene una pinta estupenda. Lástima que no pueda ir a la presentación. Ojalá tenga mucho éxito.

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado puedes registrarte como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla

 
Última hora
Las noticias más...
Y además...


Club de prensa

Diario de León
© Copyright EL DIARIO DE LEON S.A.
Carretera León-Astorga, Km. 4,5 24010. Trobajo del Camino (León) España
Contacte con nosotros: diariodeleon@diariodeleon.es

DIARIO DE LEÓN ,S.A. se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Enlaces Recomendados: Vuelos | Cursos y masters | Juegos | Comienza a ahorrarte hasta un 65% en tu seguro con Regal

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria

Diario de León