+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

| Entrevista | José María Calleja |PERIODISTA

«El Valle de los Caídos nació para ser el parque temático del franquismo»

El profesor y periodista leonés presenta mañana en el salón de actos del Ayuntamiento su nuevo libro, una estremecedora radiografía de la monumental basílica elevada por Franco

 

José María Calleja nació en León pero muy pronto marchó a vivir al País Vasco - JAVIER ECHEZARRETA

Emilio GancedoEmilio Gancedo 24/05/2009

león

Conocido comunicador, presentador y periodista, José María Calleja nació en León pero su temprana marcha al País Vasco le ha hecho mantener una intensa, comprometida y solidaria relación con la actualidad de aquel territorio, en especial con la situación de las víctimas del terrorismo. Investigador, profesor de Periodismo, autor de libros de ensayo e Historia por los que ha recibido diversos premios, mañana lunes presenta en el salón de actos del Ayuntamiento de León su nuevo libro, un monográfico titulado El Valle de los Caídos .

-”Se ha hablado y escrito mucho acerca de esta basílica, ¿cuál es la aportación principal de su libro?

-”Creo que consiste en explicar qué pasaba en un país que se moría de hambre, frío y miedo para que un dictador se gastara el dinero que no tenía en hacer un descomunal y carísimo monumento que es el relato de la victoria de un bando sobre otro, de unos españoles sobre otros. El libro se pregunta cómo fue posible elevar esa monstruosidad, estéticamente impresentable, que exigió un gasto faraónico.

-”¿Exactamente, cuánto costó construir el Valle de los Caídos?

-”Se calcula que, en pesetas del año 1959, que fue cuando se inauguró, unos cinco mil millones. Fueron 20 años de obras en los que trabajaron 20.000 personas, y cuya cruz principal tiene 150 metros de altura y unos 45 metros de ancho. Y yo me pregunto: ¿Cuántos hospitales, escuelas o carreteras, podrían haberse construido con esa inmensa cantidad de dinero?

-”¿Qué quería reflejar Franco con esa obra gigantesca?

-”Franco estaba obsesionado con el Valle de los Caídos, visitaba las obras de continuo, repasaba los planos una y otra vez... Así que, en el fondo, lo que refleja la obra son las obsesiones del propio Franco, su mentalidad, probablemente sus complejos... el recientemente fallecido psiquiatra Carlos Castilla del Pino podría haber hecho un análisis excelente de por qué un hombre tan pequeño se empeñó en la «erección» de algo tan grande. Quizá el aspecto sexual no esté ausente de todo esto...

-”Una obsesión que costó cara a mucha gente...

-”Es que fue una prolongación del punto de vista del franquismo, su «parque temático», digamos. Quiso ser la certificación oficial de la victoria, el relato de la derrota de unos españoles a manos de otros. Nada en la basílica está puesto por casualidad. Es un relato en piedra de quién gana y quién pierde.

-”Este libro, ¿va dirigido a un tipo de público en especial?

-”Sobre todo a un público joven, para quien el franquismo es, o algo muy lejano, histórico, o, en cambio, muy cercano, pero en todo caso desconocido.

-”¿De qué manera llevó a cabo el proceso de documentación?

-”Primero, echando mano de los periódicos de la época, documentos verdaderamente impagables (algunos de ellos intentaban sobrepasar por la derecha al propio Franco, algo alucinante), y después con el testimonio directo de uno de los tres trabajadores supervivientes que nos quedan, Darío Rubio.

-”¿Qué podemos hacer, hoy, con el Valle de los Caídos?

-”Esa es la gran pregunta. Por lo menos, con la actual Ley de la Memoria Histórica, ya no pueden celebrarse allí actos ultraderechistas, como se hacía hasta hace nada, pero lo que tenemos que proporcionar es una lectura en democracia, una explicación democrática del edificio, hablar del horror que fue aquello, donde hay 30.000 restos depositados oficialmente y 60.000 oficiosamente, y que no fue otra cosa que la obsesión de un hombre enfermo.

-”Y además, llevando hasta allí los restos de soldados republicanos sin el consentimiento de las familias.

-”Encima eso, es como recochineo. Duerma usted aquí al lado de la persona que lo mandó matar.

-”¿Quién se benefició de la construcción de la basílica?

-”Pues en primer lugar las constructoras encargadas de erigirla, Huarte y Banús, muy adictas al régimen, las mismas que luego acometerían otras grandes obras del franquismo como presas, embalses, puentes, etc. Hasta los mismísimos años setenta esas empresas siguieron usando presos políticos, que salían muy baratos, para acometer las diferentes obras que se les encargaba...

-”¿Cuánto cobraban los presos empleados para construir la basílica?

-”50 céntimos de peseta al día. En realidad eran 10 pesetas, pero 9-™50 se las quedaba el régimen. Y si hacían horas extras les daban algo más para poder comer en la cantina, porque el rancho era horrible. Una mano de obra ultradisciplinada y barata. Dormían allí, vivían allí, unos en barracones y otros en chabolas, incluso se llevaban a sus familias. Era aquello tan casposo del paternalismo del régimen: cuando Franco visitaba las obras, a veces les daba unas monedas a los hijos de los trabajadores...

-”¿Tuvo algún familiar trabajando en las obras de la basílica?

-”No, personalmente no, pero el libro está dedicado a mis tíos José María y Domingo, que fueron fusilados en León.

Hora: mañana lunes, a las 20.00.

Lugar: Salón del Ayuntamiento (Alfonso V, 1).



Buscar tiempo en otra localidad