+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

EXPOSICIÓN

Del erotismo a la locura

El veterano artista palentino Narciso Maisterra muestra en la galería Ángel Cantero unas sorprendentes pinturas que alternan desnudos con obsesivos autorretratos.

 

Una de las obras, y el artista con sus autorretratos. - cuevas

Marcelino Cuevas | león
17/03/2014

El erotismo sin morbo, con las modelos danzando en increíbles piruetas. La caduca belleza de los cuerpos que Narciso Maisterra pinta envueltos en papel de celofán, tal y como encontramos los productos en los supermercados. Y sus propias imágenes, descarnadas, al borde de la locura. Todo esto y mucho vigor, y mucha verdad pictórica, encontramos en la galería de arte de Ángel Cantero, que el pintor palentino ocupa con sus sorprendentes creaciones.

Narciso Maisterra se formó en España pero también ha vivido a lo largo de casi veinte años en Estados Unidos, donde trabajó como ingeniero paisajístico y profesor. Justo hace un año, en marzo de 2013, Maisterra fue seleccionado entre 200 artistas para mostrar sus obras recientes en una exposición individual en la galería Hillyer Art Space de Washington. Dos meses antes había expuesto sus autorretratos y desnudos femeninos en la Fundación Díaz Caneja de Palencia.

Las obras de Maisterra han sido comparadas con las pinturas negras de Goya. El crítico americano Mark Jenkins escribía para The Washington Post: «Las obras de Maisterra no son tan atormentadas como las de Goya, pero ambas revelan con crudeza la visión de un hombre mayor sobre la vida y sobre sí mismo».

El artista palentino sufrió un tremendo accidente que representó un cambio sustancial para su pintura. Maisterra cuenta en su hombro derecho con toda una ingeniería metálica que, milagrosamente, le ha permitido seguir pintando. Pero lo peor de aquel suceso fue el destrozo que se produjo en su rostro. Cuando recobró la consciencia no se reconocía ante el espejo. Y las secuelas mentales hicieron que se le cayera el pelo y que envejeciera de una forma tremenda. Para reencontrarse a sí mismo decidió pintar una y otra vez su rostro, repetir aquella imagen extraña que veía en el espejo. La terapia funcionó y el pintor puede mostrar ahora el formidable trabajo realizado, unos retratos descarnados que asustan y asombran al espectador.

Por otra parte, en la exposición El paso fugaz de la presencia, los cuerpos desnudos de Narciso Maisterra no buscan la perfección de los modelos. «Trabajo del natural —dice—, pero también empleo la fotografía. A las modelos les dejo absoluta libertad para que escojan las poses que prefieran. Mi trabajo es adaptar luego esas figuras a mi estilo y al discurso que quiero lanzar desde mis cuadros».

Una exposición singular, llena de fuerza, que asusta, deprime e, incluso, divierte. Unas obras que hacen pensar en lo fugaz del mundo y en lo terrible que en ocasiones puede ser la existencia. En un segundo todo cambia y todos podemos encontrarnos ante la trágica situación de no reconocernos ante el espejo.

Lugar: calle Juan Madrazo, 25.

Horario: de lunes a viernes de 18.30 a 21.30, sábados de 12.00 a 14.00 y de 18.00 a 21.00.



    Buscar tiempo en otra localidad