+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Los esqueletos de La Braña permiten descifrar la expansión del Neolítico

 

Retrato robot del hombre de La Braña . CSIC -

09/11/2017

efe | madrid

La agricultura surge en Oriente Próximo hace unos 10.000 años y luego se expande hacia Europa, donde en pocos miles de años reemplaza a los cazadores mesolíticos. Ahora, un nuevo estudio genético —en el que ha sido vital el ADN de los dos hermanos del mesolítico encontrados en una cueva de la zona leonesa de La Braña-Arintero— constata que los primeros agricultores europeos se cruzaron con los cazadores locales durante 3.000 años. Esta es una de las principales conclusiones de un estudio que se publica en la revista Nature, en un artículo liderado por David Reich, de la Escuela Médica de Harvard, y para el que se han examinado muestras de 180 individuos de España, Alemania y Hungría, que datan de entre 6.000 años y 2.200 años antes de Cristo. Estudios previos sugerían que los europeos neolíticos descienden de los agricultores de Anatolia que emigraron a la región, pero que no se mezclaron demasiado con los cazadores-recolectores locales. Carles Lalueza-Fox, científico del CSIC y la Universidad Pompeu Fabra y uno de los firmantes de este artículo, afirma que en la Península Ibérica, los genomas de los agricultores del neolítico medio, final y del calcolítico muestran un 25% de componente genético de cazadores afines, en este caso, a La Braña -el hombre de La Braña en León es el primer genoma mesolítico secuenciado hace tres años-.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla