+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La familia del cine español despide a Terele Pávez

Personajes del mundo de la gran pantalla dan el último adiós a la actriz vasca en el tanatorio de San Isidro.

 

La actriz Terele Pávez en la alfombra roja de los Goya. JUANJO -

13/08/2017

belén escudero | madrid

El hijo de Terele Pávez, Carolo, ha dado cuenta al despedirla de cómo era la actriz que le vio nacer - «era un ser irrepetible»-, pero también lo han hecho sus compañeros, como el director que estuvo con ella en muchas películas, Alex de la Iglesia: «un talento arrollador, que me enseñó a vivir».

Esas son algunas de las palabras que esbozaron ayer emocionados, en el tanatorio de San Isidro de Madrid, los que estuvieron más cerca de ella, de la prolífica actriz en numerosos papeles temperamentales, que murió ayer en el hospital la Paz de Madrid como consecuencia de un derrame cerebral.

Carolo llegaba poco después de las diez de la mañana, cuando se abría la capilla ardiente, y lo hacía con un cuadro con el dibujo de una mujer que, según ha relatado, le regalaron a su madre tras grabar Las brujas de Zugarramurdi (2013), por el que recibió un Goya en la categoría de reparto.

Un cuadro que tiene un gran significado personal porque una antigua pareja suya le hizo un retrato a Pávez que está expuesto en un museo, y al hacer esa película un amigo encargó una copia del mismo para la actriz.

Este cuadro presidirá la capilla ardiente hasta las nueve y media de la noche de hoy. Después de dejar el cuadro en el tanatorio, Carolo, emocionado decía: «dar gracias a toda la luz de amor que nos está llegando. Es imposible responder a todo el mundo como es debido, son demasiadas cosas».

Y lo son porque todo «ha sido demasiado rápido». Terele tenía una «salud de hierro», pero un «cuadro delicado» por su edad y, como decía su hijo, «era la mala salud de hierro, que uno va aguantando hasta que ha ocurrido esto sin avisar e inopinadamente». Terele, para De la Iglesia y muchos de los suyos, era «única, con un temperamento fortísimo, con un talento arrollador y todo lo sacaba de su experiencia personal»,

Tenía 78 años y varias enfermedades, como diabetes y arritmias, que a veces le hacían recaer pero de las que siempre se recuperaba, hasta ayer que sufrió el derrame mortal.

Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla