+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

CULTURA ■ MÚSICA

Flamenco minero en el museo

Alfredo Tejada, ganador del Festival del Cante de las Minas, canta en Sabero

 

El cantaor Alfredo Tejada. DL -

30/12/2017

juan manuel castro | sabero

Sabero vuelve a ser hoy capital del flamenco. Tal vez esta tarde el valle tenga varios grados bajo cero o quizá este nevando intensamente, pero habrá un lugar ajeno a todas esas circunstancias, lleno de calor, del calor de una música no acostumbrada a los duros inviernos del norte, pero que ya se siente a pesar de ello como en casa. Y es que el Museo de la Siderurgia y la Minería de Castilla y León acoge hoy de nuevo el mejor flamenco nacional, con la voz y el arte de Alfredo Tejada, ganador en este año 2017 de la Lámpara Minera del Festival del Cante de las Minas de la Unión, el festival flamenco más importante a nivel nacional.

No es ninguna novedad que el museo finalice el año de esta manera, ya son nueve años en los que el centro despide sus actividades regalando a todos los aficionados a esta música un concierto muy especial, aficionados que llegan no solo de León sino también de provincias limítrofes y que agradecen mucho la oportunidad de poder ver un espectáculo de esta calidad, cada vez más escasos en esta zona del país.

La historia de unión del flamenco y el museo comenzó en el año 2009. El museo quiso tener un recuerdo para los miles de trabajadores andaluces, que en los peores tiempos de la posguerra española, emigraron desde su tierra natal a las cuencas mineras de León y Palencia, huyendo de la miseria y buscando un futuro mejor para ellos y sus familias. Decenas de autobuses enviados por las empresas mineras, recorrían los pueblos de Andalucía, llenándose de hombres que con apenas una maleta de cartón, a veces vacía, viajaban cientos de kilómetros para acabar malviviendo en chamizos y trabajando muchas horas bajo tierra. A pesar de ello, estos trabajadores alegraban la jornada del resto de sus compañeros con sus cantes flamencos, muchos de ellos basados en historias mineras.

Estos emigrantes trajeron su trabajo, pero también su cultura, de la que el cante es parte imprescindible. Por eso no es de extrañar que en las cuencas mineras exista una querencia por esta música y a pesar del carácter más recio leones, se sienta con mucho cariño y respeto, como manifiestan sorprendidos todos los cantaores que han pasado por el museo.

Abrió el camino Roció Márquez, en el año 2009, y a ella la siguieron Churumbaque hijo en el 2010, Miguel Ortega en el 2011, Ricardo Fernández en el 2012, Jeromo Segura en el 2013, David Lagos en el 2014, María José Pérez en el 2015 y Antonia Contreras en el 2016.

No faltan al acompañamiento cada año extraordinarios palmeros y bailaores, que logran levantar al público de su asiento y arrancar expresiones con acento andaluz de algún viejo minero ya jubilado que no puede contener las lágrimas recordando su pueblo de origen.

Tejada podrá comprobar hoy que la distinción del flamenco como Patrimonio de la Humanidad tiene mucho sentido, cuando vea emocionado cómo en una centenaria cuenca minera del norte de León se siente como propio.

Lugar: Museo de la Siderurgia y la Minería de Sabero.

Hora: 19.00.

Entrada: gratuita.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla