+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La exitosa serie de Globomedia cerró ayer su décima temporada en Telecinco

Gonzalo de Castro: « Siete vidas es de esas pocas series que hacen reír»

El actor nos revela el éxito de esta comedia que ya lleva diez temporadas en la pequeña pantalla

 

Gonzalo de Castro estrenará una obra de teatro en septiembre -

Chusa L. Monjas - madrid
Chusa L. Monjas 14/07/2003

Gonzalo empezó como camarero y con una frase, y en las diez temporadas que este personaje lleva en «7 vidas» ha ido ganando tal protagonismo que ahora es el dueño del bar y, además, va a ser papá. El actor Gonzalo de Castro -repite nombre en la ficción- sonríe al rememorar sus comienzos en esta exitosa y veterana comedia de Telecinco, que ayer se despidió temporalmente de sus millones de espectadores, con los que se reencontrará el próximo diciembre, según previsiones. De Castro no para. Acaba de terminar el décimo curso de «7 vidas» y está ensayando con sus amigos Blanca Portillo -Carlota en la serie-, Javier Cámará, Paú Durá -que también trabajaron en este producto de Globomedia-, Julieta Serrano y Natalie Poza «Como en las mejores familias», texto francés del que tienen los derechos que estrenarán el próximo 7 de agosto en Santander y con el que posteriormente saldrán de gira. «Merece la pena hacer teatro de verdad, con rigor y entre amigos», asegura este intérprete que el otro día se emocionó cuando una señora le paró en la calle «y me dijo que todos los domingos cenaba conmigo y pasaba un rato alegre y feliz gracias a 7 vidas , serie con la que la gente se identifica porque sus protagonistas son unos tipos muy normales», apunta este intérprete, que no tenía ninguna experiencia en televisión cuando entró en «7 vidas». «Pero, aviso, no lo hice como actor, sino como ayudante de dirección, labor que ya había hecho en el Centro Dramático Nacional. En ese momento no tenía trabajo y acepté, pero pedí que en cuanto quisieran probar un personaje, me dieran la oportunidad de ponerme delante de la cámara», relata De Castro. Y dicho y hecho, porque en el capítulo diez se estrenó como camarero, y hasta ahora. « 7 vidas es un producto fuera de lo común y muy digno que, afortunadamente para nosotros, la gente ha sabido apreciar. Es que aquí contamos cosas que no cuenta nadie más, por eso se ha convertido en una serie de culto y tiene un público muy fiel. La verdad es que es un producto muy particular y es de las pocas series que hacen reír», argumenta el actor cuando se le pregunta por el tirón que tiene esta comedia de situación que el próximo noviembre celebrará sus cinco años de existencia. «Y ha ido mejorando entrega a entrega por sus catorce guionistas, que son la columna vertebral de esta historia. Es que cada día escriben mejor y afinan más», recalca este actor, que, como el resto de sus compañeros -Amparo Baró, Blanca Portillo, Anabel Alonso, Carmen Machi, Eva Santolaria, Santi Millán y Santi Rodríguez- se han comprometido a protagonizar veintiséis capítulos más, episodios que comenzarán a grabar en noviembre. «Vamos a seguir dando la lata. Mira, en este país el problema que tienen los productos de televisión es el de la calidad, y no hablo sólo de actores. Pienso que hay que cuidar mucho lo que se hace, saber el espectador que buscas...Al principio, 7 vidas estuvo bailando en la parrilla, la maltrataron porque era como el patito feo, pero a pesar de todo funcionó por su calidad. Aquí, todos somos conscientes de que tenemos un juguete muy bonito, por eso lo mimamos mucho», indica. De Castro, que hace hincapié en que a ellos los ven desde chavales de 15 años a señoras de 70, dice estar en una familia «de locos» que tienen unos guiones «surrealistas y divertidos. Tocamos todos los temas y, poco a poco, vamos rompiendo lanzas», apostilla el intérprete, que está encantado con los cameos que han tenido esta temporada -Federico Luppi, María Isbert, Agustín González, el escritor Antonio Gala, el futbolista Mario Kempes...- «Los cameos continuarán en la próxima etapa porque son muy refrescantes y nos aleja de convertirnos en algo que no circula, cerrado. Date cuenta que la serie está localizada en un único decorado y esto puede resultar algo claustrofóbico. Hay muchos actores que se pegan por venir aquí porque estar en 7 vidas es un privilegio, ya que somos 70 personas que hacen del trabajo una fiesta. Vamos, que el ambiente es muy bueno, en el plato la risa es permanente, por eso nadie se quiere ir», explica. Como muchos de sus compañeros en la serie, este actor se ha hecho en el teatro. «Esto explica que los castings se hacen cada vez mejor. Ahora hay muchos jóvenes que salen en televisión, pero muy pocos tienes formación. El formato de 7 vidas es teatro puro y nosotros tenemos la suerte de hacer cada semana una función distinta», comenta el actor.



    Buscar tiempo en otra localidad