+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

sorpresa en la comarca

La ‘gran muralla’ de Castrotierra

El icónico santuario aparece sitiado de piedra y zahorra. El ayuntamiento dice que es la base «para un futuro mirador».

 

La torre del santuario de Castrotierra, cuya cubierta precisamente acaba de ser restaurada, surge detrás de unos materiales que casi rodean el templo. - DL

La acumulación de piedras se sitúa, durante un tramo en dos hileras, a escasos metros de la cerca del santuario. DL -

06/12/2018

e. gancedo | león

A uno de los monumentos con más alma de León, ese olimpo de pendones y romerías que es el santuario de Castrotierra de la Valduerna, le ha crecido una particular muralla. Un largo cerco de piedra pizarrosa, tierra y cascotes que enfaja el exterior del templo mediante dos ‘trincheras’ que van a juntarse muy cerca del centro de interpretación de pendones y cuya aparición ha causado no poca sorpresa en la comarca. Vecinos de la localidad y visitantes de este balcón histórico, religioso, identitario y natural, santuario asentado sobre un castro prerromano que cada siete años —o cuando la falta de lluvias lo requiera— protagoniza una de las romerías más célebres y concurridas de León, han criticado el impacto visual causado por esta acumulación de materiales depositada sobre el otero.

Desde el ayuntamiento de Riego de la Vega, al que pertenece Castrotierra, su alcalde Miguel Ángel Martínez del Río aseguró a este periódico que no se trata de escombros sino de zahorra, de piedra natural, y que son fruto de obras efectuadas por la propia junta vecinal de la localidad junto con el consistorio. «Como el terreno está en pendiente, se han estado haciendo bancales para, en el futuro, el año que viene o cuando sea, habilitar un aparcamiento, un mirador y también espacios adecuados para los feriantes en esa finca de 200 metros situada en la ladera, que es propiedad de la junta vecinal», dijo, siendo los materiales el resultado de esos movimientos de tierra. Martínez del Río recordó las molestias que la falta de equipamientos ocasiona en el castro los días festivos y por eso consideró importante la «adecuación» de la superficie. Ante la pregunta de si no sería más lógico realizar esas nivelaciones justo antes de tenerlo todo dispuesto para crear los aparcamientos y el mirador, recordó que en los pueblos «el presupuesto está condicionado y se debe hacer por fases, poco a poco». «Yo siempre he tenido en mente adecuar el exterior del santuario, para mí es lo más bonito del municipio. Hasta pedimos en su día una escuela taller para que trabajase allí, pero se nos denegó. Y también me gustaría arreglar el interior», comentó Martínez.

Sea como fuere, el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, el Seprona, está en conocimiento del caso y hará sus investigaciones sobre estos hechos particulares por si se hubiera incurrido en un posible delito ambiental.

El propio santuario de Castrotierra verá finalizadas en pocos días las obras de restauración a las que se ha sometido, y en las que el gobierno autonómico invirtió 184.684 euros para cambiar la cubierta del campanario, reparar grietas y desperfectos, y mejorar la entrada oeste.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla