+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Ignacio Encinas: «La fuerza lírica de ‘La Catedral de cristal’ es asombrosa»

El Auditorio Ciudad de León acoge el sábado el estreno del oratorio profano compuesto por Igor Escudero.

 

cristina fanjul | león
25/02/2014

«Esta partitura sintetiza musicalmente lo que la Catedral supone desde el punto de vista arquitectónico». El compositor Igor Escudero definía así La Catedral de cristal, la obra que el Auditorio estrena el domingo y que supone el primer oratorio profano dedicado al templo gótico de León. Con libreto del columnista de DIARIO DE LEÓN, Pedro G. Trapiello, la obra será presentada a los leoneses gracias a la vocación y generosidad de Ignacio Encinas, Marta Arce, Alfonso Baruque y Conchi Moyano, así como a la Sinfónica Odón Alonso y al coro Ángel Barja, que serán dirigidos respectivamente por Dorel Murgu y Aitor Olivares.

El compositor destaca que el ensamblaje de las piezas de la partitura sigue los planos de la Pulchra para conseguir que la obra se desarrolle con igual armonía. «De la misma manera que la Catedral tiene superposiciones de gótico, de románico o reformas renacentistas, esta composición va cambiando, introduciendo música mozárabe, gregoriano, polifonías renacentistas, orquestaciones y giros del romanticismo, blues y jazz», precisa el compositor, que añade que se ha buscado en todo momento la coherencia.

Pedro Trapiello quiso elogiar la capacidad de Igor Escudero y aseguró que a partir de un texto «picudo y obtuso», éste ha conseguido una obra emocional y de gran calidad. Hizo hincapié además en el hecho de que no ha habido compositores de clásica en Léon desde la muerte de Ángel Barja y pidió más ayuda para la creación. «El problema de Igor Escuredo es que no está en la pomada. Sin embargo, sin ningún tipo de ayuda ha conseguido una música excepcional y vibrante que va a dejar asombrados a todos los que acudan el domingo al Auditorio», dijo. Para Trapiello, el resultado final es un conjunto de excepcional belleza, «un hecho gozoso y único para León».

En los mismos términos se expresó Ignacio Encinas, que definió la obra como una gran exaltación de la Catedral con pasajes complicados y tesitura aguda. «El coro es fantástico y en ocasiones todo parece una Fuga de Bach. Es como un nido de serpientes en el que todas tienen la misma voluntad de morder. La fuerza dramática y lírica es asombrosa», resaltó.

«En cenizas»

Marta Arce también pone su voz en la obra, que califica de «impactante» y «maravillosa». «Cuando leí el libreto tuve la oportunidad de presenciar una parte de la historia de León que giraba en torno a la construcción de la Catedral y cómo la ciudad se enriqueció para empobrecerse después». En este sentido, Pedro Trapiello quiso poner el énfasis en la importancia que para los leoneses tiene este «piropo». «Si no se acepta, la piedra de la catedral se volverá ceniza». Y es que la puesta en escena no ha podido ser en la Catedral, su escenario natural. Trapiello aseguraba ayer que la disposición del obispo y el Cabildo fue, desde el principio, inmejorable. «No hubo cortapisas» Sin embargo, el dinero comprometido no llegó... «La inversión necesaria ascendía a 50.000 euros, pero la Fundación Siglo y la Diputación se echaron atrás», se lamentaba el escritor. Así que, ante la imposibilidad de cobrar entrada en Santa María, Igor Escudero acudió al Ayuntamiento, que ‘ha prestado’ el Auditorio de manera gratuita para que el oratorio pueda tener vida fuera de la partitura y los leoneses disfruten de la representación de las visicitudes que tuvieron lugar durante la construcción del templo. «No era un despilfarro de dinero público. Era una inversión», asegura Trapiello, que se lamenta de que el compositor haya tenido que perder el tiempo en burocracia, «pasilleando» en lugar de dedicar su tiempo a componer. Y es que este juego es a una sola carta. Si se consiguen vender 700 entradas, los gastos estarán cubiertos. Eso sí, si sólo 700 leoneses deciden acudir al oratorio, ninguno de cuantos han trabajado en que este templo musical creciera no tendrán más ganancias que la del trabajo y la solidaridad. «Fueron dos siglos fecundos, León convocó su sueño y aquí cupo todo el mundo», dice Trapiello en el libreto. ¿Todavía?

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla