+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Jazz para un reino milenario

Marco Boi, Susana Sheiman y O Sister! llegarán a la ciudad del 20 al 22 de julio.

 

El contrabajista Marco Boi, la cantante Susana Sheiman y dos integrantes del grupo O Sister!. DL -

Jazz para un reino milenario -

22/04/2017

e. g. | león

La segunda edición del llamado Festival de Jazz Cuna del Parlamentarismo-Ciudad de León ya está en marcha. La junta de gobierno del Ayuntamiento aprobó ayer la contratación de los tres conciertos que integrarán el ciclo, en concreto los de Marco Boi Quintet (20 de julio), Susana Sheiman & Open Gated (21) y O Sister! (22). Todos ellos se celebrarán, como el año pasado, en el claustro de la Real Colegiata de San Isidoro.

El Consistorio leonés destinó, de esta manera, una dotación de 15.999,83 euros para el desarrollo del certamen, adjudicado a la empresa Eje Producciones Culturales y que en 2016 contó con la participación, en el mes de septiembre, de los músicos y cantantes Beatriz Larom, Doctor Bogarde, David Pastor y Ximo Tébar. Este año se ha pasado a julio para reforzar la programación lúdica veraniega relacionada también con el primer milenario del Fuero de León.

De los protagonistas de este año hay que recordar que el contrabajista italiano Marco Boi supone uno de los grandes valores del jazz europeo actual. Su último disco, Hymnosis, es un trabajo que Boi y su banda han creado sin preocuparse por adaptar el material a un estilo o a formas predeterminadas. El resultado ha sido una mezcla entre géneros: los sonidos típicos del jazz se encuentran con riffs más típicos del rock y obstinatos de cierto color psicodélico.

Por su parte, la madrileña de portentosa voz Susana Sheiman se considera deudora de grandes del género como Ella Fitzgerald, Sarah Vaughan, Billie Holiday o Anita O’Day, y ya son míticos su timbre de voz, su variedad de matices y su amplio registro. Por último, los sevillanos O Sister! conforman la cara más visible y espectacular de la popularización que el jazz de las décadas de los veinte y los treinta ha experimentado en nuestro país. En su último disco, Stompin’ in joy, además, se atreven con composiciones propias.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla