+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

CULTURA

La Junta reconoce al leonés Salvador Gutiérrez sus afanes por el español

El académico de la RAE recibe el premio Ciencias Sociales de Castilla y León.

 

El académico y catedrático Salvador Gutiérrez. - emilio naranjo

CRISTINA FANJUL | LEÓN
08/04/2015

«Por su «aportación al conocimiento de la lengua española, elemento fundamental de cohesión social y punto de reunión de una extraordinaria comunidad internacional cuyos lazos se fortalecen a través de más intensa comunicación que permite la fraternidad lingüística, además de por su trayectoria docente y académica como discípulo y continuador de la Escuela de Gramática de Emilio Alarcos».

El lingüista leonés Salvador Gutiérrez Ordóñez fue galardonado ayer con el Premio Castilla y León de Ciencias Sociales y Humanidades.

Salvador Gutiérrez es catedrático de Lingüística en la Universidad de León y miembro de la Real Academia de la Lengua. Su último proyecto en la institución madrileña ha sido el Nuevo Diccionario de la Lengua, que incluye cinco mil nuevas entradas, elimina 1.350, amplía la acepción de casi 200.000 e incluye 19.000 palabras americanas.

«Una sorpresa»

Salvador Gutiérrez, que ingresó en la RAE el 25 de febrero del 2008, ha centrado sus investigaciones como catedrático en tres áreas del lenguaje: sintaxis, semántica y pragmática. En la actualidad su papel en la Academia se desarrolla en la Comisión de lenguaje científica-técnico. Pero, además, Gutiérrez es el director del Departamento e Español al Día y colabora en la edición de la Ortografía, el Diccionario Panhispánico de Dudas y la sección de consultas relativas a la norma. Asimismo, dirige la Escuela de Lexicografía, una suerte de máster que cada año forma a licenciados hispanoamericanos becados por la Fundación Carolina.

El premio le pilló en Panamá, donde durante esta semana imparte un curso sobre Pragmática.

Salvador Gutiérrez, que mostraba ayer su sorpresa ante el premio, —«no me lo esperaba en absoluto», asegura ayer—, desarrolla en estos momentos un proyecto con la universidad de Sevilla para el estudio de la macrosintaxis, que define como la sintaxis que hay entre la oración y el texto. «Hay un territorio que no está aún estudiado», destacaba ayer el erudito, que precisaba que se centra en el estudio de las funciones informativas y la focalización.

Salvador Gutiérrez destaca que la Real Academia está ahora acometiendo lo que define como la lexicografía del futuro, cómo deben ser los diccionarios en la era digital. La primera comisión de la RAE que se encargará de poner en marcha este proyecto se celebrará la semana que viene. Salvador Gutiérrez añade que este es uno de los momentos más complicados para la Casa por las penurias económicas derivadas de los recortes presupuestarios de la administración, por lo que tendrán que buscar otra manera de trabajar y lograr más inversiones del capital privado. «No es fácil poner en funcionamiento cada día una institución con tres siglos de historia y cien trabajadores», explica.

El jurado del premio Castilla y León de Ciencias Sociales y Humanidades ha estado compuesto por Pablo Lago, director de El Mundo Diario de Castilla y León, el poeta Adolfo Alonso, Carmelo Luis, catedrático de Historia de la Uned, Enrique Berzal, profesor de Historia Contemporánea de la Universidad de Valladolid; el escritor y crítico de El Filandón, Alfonso García, y Carlos Travesí, que actuó como secretario.