+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La Catedral restaura con público

Comienzan las obras en el retablo del Santo Cristo, que costarán 76.900 euros.

 

Los andamios ya cubren el retablo renacentista del Santo Cristo, cuya restauración finalizará en cinco meses. - ramiro

n. g. sabugal | león
12/03/2013

Trozos en las bóvedas o en el trastero, otros que a punto estuvieron de acabar en el fuego de hacer el café. El retablo del Santo Cristo de la Catedral de León ha pasado por tan extrañas circunstancias que lo raro es que, finalmente, haya acabado de una pieza. Fue gracias a Juan Crisóstomo Torbado, que recorrió el templo leonés recopilando las piezas perdidas y volvió a montar el retablo en 1930.

Este Juan Crisóstomo no pudo ayer, lógicamente, estar en la Catedral, pero su satisfacción no hubiera tenido límites si hubiera podido observar el inicio de los trabajos de restauración de este retablo, a los que se destinará un total de 76.934,96 euros —exactamente—, que sin los estudios y proyectos previos se quedan en 74.000.

Una iniciativa interesante paralela a estas obras de restauración del retablo es que se podrán seguir en directo en una pantalla de televisión que estará situada fuera de la capilla, en el montaje informativo que la recubre. Los restauradores llevarán una cámara incorporada que permitirá al público seguir los trabajos paso a paso y también se realizará al final una película que documentará todo el proceso de recuperación de esta obra de arte.

El deán de la Catedral, Eduardo Prieto; el director de la Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León, Ramón Álvarez Vega y el patrono de esta institución y director general adjunto de Caja España-Duero, José Manuel Fernández Corral, fueron ayer los ‘padrinos’ en el bautizo del comienzo de los trabajos de recuperación de este retablo del siglo XVI cuyas tallas son de Juan de Balmaseda. Las obras también incluyen la recuperación de la reja gótica de hierro forjado que cierra esta capilla, que es de finales del siglo XV, realizada por el Maestro Donis, Dionis o Dionisio, rejero, pues con estos tres nombres consta su autor en el archivo catedralicio.

Empresa Uffizzi

La empresa Uffizzi es la encargada de estos trabajos de recuperación, que están sufragados al 50% entre el cabildo de la Catedral y la Fundación del Patrimonio Histórico. El plazo de finalización previsto es de cinco meses.

«La Catedral es Patrimonio de la Humanidad, pero tenemos que cuidarla como algo nuestro y en esto también colaboramos dentro de nuestras posibilidades», apuntó el deán. Por su parte, el director de la Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León, Ramón Álvarez Vega, recordó que esta intervención es la tercera en la Catedral en la que colabora la institución, después de la recuperación en 2009 de las pinturas murales de Nicolás Francés en la capilla de Santa Teresa y, en 2003, de las vidrieras NI, NII y NIII.

El retablo presenta varias roturas y pérdidas, además de piezas desencajadas. En las policromías hay levantamientos y repintes y los barnices están oxidados.

Las tallas de los evangelistas presentan un mejor estado, ya que han sido restauradas para algunas exposiciones. Por su parte, en la reja, repujada en el siglo XV y bastante reformada después, la actuación se orienta a devolverle su apariencia y reforzar su estructura, eliminando grietas y deformaciones. También se restaurará la mesa del altar, la tarima, la bancada de madera y los dos apoyos de piedra que sustentan la reja.

El retablo está situado en la capilla del Calvario y sirvió como aposento de los sacristanes hasta el año 1524. En esa fecha Andrés Pérez de Capillas, canónigo-arcediano de Tricastella, quiso enriquecerla con un calvario que encargó a Juan de Balmaseda. Dos años más tarde el mismo artista completó el retablo con los evagelistas. La mazonería se atribuye a Juan de Borgoña.