+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La crisis obliga a vender en León molinos, edificios históricos y BIC

Propietarios y herederos que no pueden mantener estas construcciones sacan al mercado auténticas ‘joyas’.

 

Casona de Trobajo, casa nobiliaria a orillas del Esla, otra en Castrillo de los Polvazares, molino de Boñar y edificio del XVIII en San Esteban de Valdueza. - Norberto / dl

verónica viñas | león
22/07/2012

La crisis ha sacado al mercado edificios singulares. León ha puesto en venta casonas nobiliarias, construcciones del siglo XVI, molinos centenarios y edificios declarados BIC. Muchos propietarios que hace años no se planteaban vender estos inmuebles históricos los anuncian ahora por precios, incluso, más asequibles que un piso corriente en la ciudad.

En Castrillo de los Polvazares se puede comprar una casona del siglo XV, con escudo nobiliario, por 200.000 euros. Consta de dos plantas y conserva un portalón tradicional de entrada y patio con corredor-galería. La ‘casona de Trobajo Camino’ es otro ejemplo. Este edificio del siglo XVIII y declarado BIC está a la venta por 760.000 euros

En San Esteban de Valdueza, en el Bierzo, se vende un «edificio señorial del siglo XVIII», según el anuncio, que posee bodega, capilla, mirador y corredores. El conjunto, que ocupa 25 hectáreas, se asienta sobre un soto entre el río y la carretera, rodeado de castaños y viñedos.

Darío Villanueva, administrador de la inmobiliaria León de Pueblo, confirma que la venta de estas edificaciones singulares se ha disparado en los últimos meses. La mayoría de los propietarios que ahora intentan deshacerse de estas construcciones centenarias las recibieron en herencia o bien las adquirieron hace más de siete años, en plena fiebre inmobiliaria, para poseer una residencia rural ‘con encanto’ o, simplemente, por inversión.

Ahora, algunos de estos propietarios ya no pueden hacer frente a los gastos de mantenimiento de la ‘mansión’ rural. «Prefieren desprenderse de estas propiedades, bien para sufragar la hipoteca del piso en el que viven, porque están en paro o para hacer frente a deudas», explica Villanueva.

Los compradores

Lo curioso es que también hay demanda. Mientras el mercado inmobiliario tradicional vive sus horas más bajas, los edificios históricos y singulares sí encuentran clientes. Son, sobre todo, parejas jóvenes, que optan por comprar una casa, a no mucha distancia de León y que, en la mayoría de los casos poseen jardín y fueron erigidas con materiales nobles. «Aunque la propiedad esté en ruinas, si cuesta 60.000 euros e invierten otro tanto en la reforma, saben que es mejor inversión que el piso que pueden adquirir en León por 120.000 euros», explica el administrador de León de Pueblo. Un ejemplo: «Casa de piedra con fachada de sillería, en la que destaca una portalada con arco y escudo heráldico datada en el siglo XVII. La casa tiene 100 metros cuadrados en cada una de sus dos plantas. La propiedad se completa con un patio en la parte trasera... Está en un bonito pueblo a orillas del río Esla, cerca de las estribaciones de la montaña oriental y bien comunicado con León y Los Picos de Europa». El precio de esta propiedad es de 95.000 euros.

La web Mitula anuncia por 30 millones de euros (quizá puede haber algún error) un molino del siglo XVIII «con proyecto visado para posada rural de once habitaciones y restaurante para 88 personas. Mil metros construidos y parcela de 5.000». Algunos precisan una reforma integral, otros están ya restaurados. También han comenzado a salir al mercado decenas de construcciones de arquitectura tradicional, en zonas como Los Ancares y La Cabrera.

Las inmobiliarias poseen decenas de referencias de molinos en la provincia que buscan comprador. Los hay desde 28.000 euros, como uno situado en las inmediaciones de Astorga. Cerca de La Bañeza se vende otro por 59.000 euros. Algunos tienen la maquinaria de molienda para la cebada y aceite de linaza en perfecto estado y muchos están ya rehabilitados en su interior. Entre los que se venden, destaca un molino del siglo XVIII situado en Algadefe; también otro de piedra en La Cepeda -cuyo precio es de 59.000 euros-; pero los hay en otras comarcas, como uno cerca de Boñar y otro en Cifuentes de Rueda. El propietario de uno de ellos utiliza como ‘gancho’ la posibilidad de obtener subvenciones para su rehabilitación y que «el molino tiene inscrito el derecho de usos de aguas y es ideal para piscifactoría, producción eléctrica y alojamiento rural».

Buscar tiempo en otra localidad