+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

CULTURA

El legado del ‘leonés’ Chumy Chúmez llega a la Biblioteca Nacional

Descubrió en 1998 que sus abuelos habían nacido en Benamariel y Jabares

 

Detalle de uno de los dibujos del humorista, ahora conservados en la BNE. LUCA PIERGIOVANNI -

13/01/2017

e. gancedo | león

«Me he encontrado siempre en la duda de si descendía del mono o de Adán y Eva, y ahora sé que de donde realmente desciendo es de un pueblecito leonés». Lo había dicho, un día de agosto de 1998, el dibujante, humorista, escritor y director de cine José María González Castrillo, Chumy Chúmez, estrella invitada en la Semana Cultural de Benamariel de aquel año. Porque de esa localidad de la ribera del Esla procedía su abuelo materno Práxedes Marcos, dato que había conocido pocos meses antes... así como que, por la otra parte, sus abuelos eran de Jabares de los Oteros.

Y fue recibido con tanto calor y cariño por los vecinos de Benamariel —lo agasajaron en una típica bodega subterránea, le regalaron un busto obra del escultor José Antolín— que llegó a asegurar a este periódico: «Tengo intención de seguir investigando mis raíces leonesas». De hecho, estaba tan contento con haber averiguado lo de Benamariel (él había nacido en San Sebastián, su padre en Ávila y su madre en Valladolid) que lo anunció en un programa de televisión; cuando lo escucharon en el pueblo, apenas les faltó tiempo para enviarle una invitación que aceptó encantado. E información biográfica que, como muchos otros documentos de su archivo personal, acaba de ser incorporado a los fondos de la Biblioteca Nacional de España. Se trata de 4.773 dibujos, láminas y viñetas a color realizados por Chúmez, y 680 artículos, carteles, monografías, guiones originales, dibujos de otros autores y documentos personales.

Según informó la Biblioteca Nacional, el legado fue entregado por su hijo, Marcel Wong-González, quien expresó su deseo de que la obra de su padre se conserve y se difunda, junto con la obra de otros artistas gráficos, como José María Pérez González (Peridis), Joan Guillén, Joaquim Aubert (Kim), entre otros, que también alberga la BNE.

Y así, Wong-González entregó ejemplares originales de la obra humorística gráfica de su padre, así como sus dibujos y los apuntes en los que se ejercitaba como dibujante y pintor profesional. También se han incorporado escritos varios, así como guiones de cine, en los que se encuentran sus anotaciones autógrafas: «Siempre he pensado que la obra de mi padre no era de una persona o de su hijo, pensé que, como era parte de la historia de España a través de muchas décadas, lo mejor sería que se quedara de manera indefinida en la Biblioteca Nacional de España para todos los que quieran estudiar su trabajo en persona. Me ha hecho mucha ilusión entregar todo este trabajo porque quiero que todo el mundo lo pueda ver, al igual que hice yo», reflexionó.

Sus dibujos humorísticos constituyen buenos ejemplos de sus colaboraciones, entre otras, en el diario Madrid o en las revistas La Codorniz, Triunfo y Hermano Lobo, semanario que fundó el propio Chumy Chúmez. Su trabajo da testimonio de una época de importantes cambios en la política española, cuyo estudio y comprensión no sería posible sin documentos originales como éstos.

Chumy Chúmez, en una bodega de Benamariel durante su visita a esta localidad leonesa. DL

Buscar tiempo en otra localidad