+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Un malagueño, ganador del premio nacional de poesía Conrado Blanco León

 

LA BAÑEZA. Maite Almanza
26/07/2002

El director del Centro Cultural de la Generación del 27 de la Diputación Provincial de Málaga, Ignacio Caparrós Valderrama, es desde ayer el vencedor de la décimo cuarta edición del Premio Nacional de Poesía Conrado Blanco León, por su obra Lanza y alas. El premio será entregado el próximo 4 de agosto, durante la celebración del certámen Poesía para vencejos en Palacios de la Valduerna. El jurado, que se reunió ayer en La Bañeza, valoró sobre todo la calidad del poema, así como su cadencia y la facilidad para la declamación que presenta. Este órgano estuvo compuesto por el promotor del premio, Conrado Blanco González; el director de El Adelanto Bañezano, José Cruz Cabo; el profesor José Fernández García Rueda; el escritor y poeta Felipe Pérez Pollán; y el aparejador humanista Luis González Ferreras. En la deliberación, durante una comida en el Hotel Bedunia, hubo una pugna entre la composición que resultó ganadora finalmente y otra también enviada desde Málaga. El autor es licenciado en Filología Hispánica y hasta 1996 fue profesor en diversos centros, en La Laguna y Jérez de la Frontera entre otras localidades. También ha publicado numerosos libros de poemas. El jurado le comunicó ayer por teléfono hacia las 16.50 horas su decisión, y Caparrós ya confirmó su presencia en Palacios el próximo 4 de agosto. Una obra desde Japón Al certámen concurrieron 356 obras, la mayoría procedentes de España e Hispanoamérica -de Argentina y Méjico, entre otros países-. Como curiosidad, una obra se remitió desde Japón, aunque escrita en castellano. El premio incluirá, además de la dotación en metálico, la edición de la obra vencedora en un cuadernillo que resumirá también el currículum profesional y personal del autor, y los objetivos del certámen. Éste fue creado por Conrado Blanco en homenaje a su padre, Conrado Blanco León, que sintió durante toda su vida una gran inquietud y afición literaria, que se ha visto satisfecha con la publicación de alguna de sus obras.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla