+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

CULTURA ■ PATRIMONIO

Misión: descoser la Catedral

El Cabildo quitará las grapas del siglo XIX que dañan las fachadas y se librará de la marquesina colocada en el hastial sur desde hace una década El templo permanecerá varios meses ‘forrado’ de andamios.

 

Un camión descarga los andamios que a partir de esta semana forrarán parte de la fachada principal de la Catedral. RAMIRO -

11/04/2018

verónica viñas | león

A la Catedral de León le sobran hierros. En unos días el templo gótico estará forrado de andamios, pero los visitantes podrán entrar sin casco. Ayer llegaron los primeros del exterior —los de dentro ya están listos—, encargados ex profeso para una de las restauraciones más complejas del último siglo. La taquilla no se cerrará, aunque el edificio mostrará la cara más fea del último siglo.

La delicada intervención en el rosetón central, que no se toca desde el siglo XIX, ha obligado a la empresa Esoca a hacer malabares; montar andamios efímeros para sostener los que permitirán restaurar el gran ojo de la Catedral.

Aprovechando esta ‘torre Eiffel’ de hierros, los trabajos no se limitarán a la restauración de la gran cristalera y la piedra que lo sustenta, sino que se rehabilitará todo el hastial. Sufre las mismas patologías que el hastial sur, ‘protegido’ desde hace una década por una marquesina también de hierro. Las grapas de bronce y azufre con las que literalmente ‘cosieron’ ambas fachadas, que en el siglo XIX presentaba evidentes señales de ruina, trajeron de cabeza al arquitecto conservador del templo gótico, Mariano Díez Saénz de Miera, quien llevaba años reclamando una intervención hasta que su súplica fue escuchada por la ministra Ángeles González Sinde.

El administrador de la Catedral, Mario González, adelanta que el Cabildo, tras el largo silencio del Ministerio de Cultura, que colocó la marquesina en el hastial sur en la época del Gobierno de Zapatero, ha decidido no mantenerlo por mucho más tiempo. Harán ahora el trabajo que no se hizo entonces. Y es que a la larga el ‘zurcido’ del siglo XIX ha resultado dañino, porque las grapas han contribuido a fracturar la ya de por sí frágil piedra del edificio.

La marquesina del hastial sur ha tenido la función de escudo, por si se desprendían piedras o gárgolas, como ya ocurrió en esta zona en 2006, a la espera de conseguir dinero para reparar los estragos de la restauración decimonónica. Lo cierto es que aquella restauración diseñada por el arquitecto Demetrio de los Ríos resultó providencial para evitar que el templo gótico se viniera abajo, pero técnicamente también ha tenido sus puntos negros, como las citadas grapas metálicas, que durante un tiempo sujetaron los muros, pero que, con el paso de los años, han acabado abriendo grietas en la piedra y amenazando la estabilidad de todo el edificio.

La Catedral estará semitapada durante varios meses. De momento, es difícil calcular cuántos, porque la restauración del rosetón obliga a actuar con mucho tiento. La Fundación Cepa, cuyo capital procede originariamente de la cervecera mexicana Modelo, financiará los 398.000 euros en que se ha tasado la reparación del rosetón. El resto de las obras corren por cuenta del Cabildo, que en los últimos años ha encontrado en la entrada que pagan los visitantes su principal fuente de ingresos, destinados en su mayoría a las restauraciones más urgentes.

a b

Buscar tiempo en otra localidad

   
2 Comentarios
02

Por angelesfern 13:19 - 11.04.2018

¡¡Los ineptos de este nuestro León llegan a límites insospechados!! Primero proclaman la ciudad española de la gastronomía y, lo que hay que ver de arte y cultura en esta ciudad lo tapan para no ser visto y compartido por los visitantes ¿Incongruencias? Sí. De esto saben mucho nuestros mandatarios. Bueno, quizás haya un doble sentido que no entendemos los ciudadanos de a pie.

01

Por jon el loco 9:54 - 11.04.2018

Un aplauso enorme por la gran sabiduría de quien planifico la restauración de la Catedral y San Marcos el año que probablemente León reciba más visitas turísticas de su historia