+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

CULTURA

Los ‘mosqueteros’ del folclore leonés

La Braña ofrecerá un concierto el viernes en la plaza de la Catedral para presentar su nuevo álbum, ‘Enséñame canciones’, donde ponen a salvo temas de la música tradicional.

 

Ángel Arredondo, Tere Pérez, Jesús San José, Pilar Pérez y Marcelino Rodríguez, integrantes de La Braña. DL -

Verónica Viñas
11/06/2018

Queen arrasó aquel año con Another One Bites the Dust (Otro muerde el polvo) y en España el Congreso acababa de aprobar la ley del divorcio. Era octubre de 1980 y en León cinco amigos amantes del folk fundan La Braña: Ángel Arredondo, Pilar y Teresa Pérez, Marcelino Rodríguez y Jesús San José. La formación, inicialmente un sexteto, y el repertorio, como las grandes historias, se tramaron en un bar.

Al borde de cumplir cuatro décadas, uno de los grupos más veteranos de León saca nuevo disco, Enséñame cantares’, un álbum que, como ya es marca de la casa, rescata ‘joyas’ de la música tradicional, incluidas varias jotas y titos.

El disco, el duodécimo de su carrera, lo presentan el viernes, a las 22.00 horas, en la Plaza de la Catedral. Tienen los nervios de los principiantes. Han pasado 37 años de aquel sonado concierto en el que abarrotaron la plaza de San Martín, con 8.000 espectadores. Dos de los integrantes han estado de ‘baja’, lo que les ha obligado a frenar el número de conciertos. Aún así, siguen dando una docena de recitales al año, lejos de los 60 de hace unas décadas, cuando actuaron en el legendario Teatro Trianón de París, por donde han pasado desde Lluís Llach a Rihanna.

Confiesan estar muy ilusionados por tocar este viernes, después de una década sin actuar en las fiestas de San Juan. Cuarenta años dan para mucho y, en este tiempo, han recuperado más de 300 canciones del folclore leonés. Temas que grababan en directo —con aquellos gigantescos magnetofones— a los últimos depositarios de un legado oral que, sin su labor, se habría extinguido. Canciones a las que sólo han añadido su voz exquisita, con un impecable respeto a las versiones originales. Enséñame cantares ha sido producido por Álvaro Macías y grabado por el impecable músico Pablo Vega (Estudios Ruido).

Paladines del folclore

La Braña custodia un material que es un tesoro etnográfico, un viaje musical en el tiempo que remite a la voz del pueblo. No son una reliquia del pasado, sino temas que han funcionado durante siglos y permiten conectar con las raíces y desvelar de dónde venimos.

El franquismo se cargó buena parte del folclore leonés y lo estigmatizó. Ángel Arrendondo afirma que el folclore «tiene larga vida. Las nuevas generaciones vienen bien preparadas y la música tradicional tiene un buen futuro». Ellos han conseguido 23.000 descargas en internet de temas como Dicen que los pastores o Viva la montaña.

Una habanera de la posguerra

Para el nuevo disco, el quinteto leonés ha ‘peinado’ buena parte de la provincia, desde Villaquilambre a Castrocalbón, pasando por Sahagún, Corbillos de la Sobarriba, Castrillo de la Valduerna, Arintero, Buiza de Gordón, Cuadros y Santibáñez. Otras proceden del Cancionero leonés de Miguel Manzano, el padre Pastrana o el de Fernández Núñez.

Caso aparte es la Jota de Rectivía, que la aprendieron de las grabaciones de guitarra de Venancio García Velasco. Enséñame cantares contiene una habanera «que se cantaba habitualmente en tascas y bodegas de León en tiempos de la posguerra, propagada por los indianos que habían regresado de América». Se titula La perla y también la ha interpretado la Coral Isidoriana.

La primera entradita es una curiosa canción que les cedió la que fuera concejala de Cultura en el Ayuntamiento de León en los años ochenta María Dolores Otero, que «la recogió en Buiza de Gordón a la señora Esther Álvarez Díaz. Por tratarse de una versión incompleta, hemos rellenado algunos fragmentos a partir de otras versiones». Con las Jotas de Villaquilambre recuerdan a tres famosas pandereteras de esta localidad, Teresa, Tere y Nieves.

Enséñame cantares hace referencia «a la importancia que tienen los cantares o coplas como unidades básicas de las canciones tradicionales, y pretende ser un homenaje a todas las personas que a lo largo de muchos años han ido creándolas con mucha gracia e ingenio y transmitiéndolas de forma oral a otras generaciones».

El secreto de este incombustible grupo: son de la familia. Y es que La Braña la integran dos parejas —Gelo y Tere y Sanjo y Pili— y un quinto que no es el de la discordia. Aunque se saben el repertorio de memoria, ensayan todas las semanas.

Enséñame cantares «no es el último disco», quieren dejar claro. «No pensamos retirarnos», afirma Ángel Arredondo.

Noticias relacionadas

Buscar tiempo en otra localidad