+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

CULTURA ■ música

Muere Johnny Hallyday, el padre del rock and roll francés

 

Hallyday era llamado el ‘Elvis francés’. NABIL MOUNZER -

07/12/2017

luis m. pascual | parís

Intérprete de canciones que forman parte del patrimonio popular francés, enorme figura mediática, estrella musical y del espectáculo, Johnny Hallyday, el hombre que importó el rock al país de la chanson francesa, falleció ayer a los 74 años de edad víctima del cáncer de pulmón que padecía. Ningún rincón del país permaneció ajeno a la pérdida de un monumento nacional, desde el palacio del Elíseo (donde el presidente, Emmanuel Macron, fue alertado a las dos de la madrugada de la noticia) hasta el más humilde hogar del país, donde cada ciudadano tarareaba algún tema que hizo grande su voz poderosa.

Fue su cuarta esposa Laeticia, 32 años menor que él, la mujer con quien pasó los últimos años de su vida, incluido el calvario de su cáncer, quien hizo pública la noticia en un comunicado.

«Hasta el último instante plantó cara a esta enfermedad que le corroía desde hace meses, dándonos una lección de vida extraordinaria», escribió la viuda, admirada por una vida entregada «a la escena, a su público, a quienes le adulan y le aman».

Cada nuevo disco era un evento, hasta superar los 100 millones de copias vendidas, cada concierto la garantía de un llenazo por muy grande que fuera el aforo, hasta superar los 30 millones de espectadores.

Conocido como «el Elvis francés», en sus más de cincuenta años de carrera y más de 900 canciones ha sido una de las grandes estrellas, con 100 millones de discos vendidos de sus 46 discos de estudio, 25 discos en directo, ocho películas y 18 discos de platino ganados.

Entre sus temas de rock and roll figuran Rester vivant, O Carole o Noir c’est noir, la versión francesa del Black is black de Los Bravos. También Au Café de l’Avenir, Oh! ma jolie Sarah, Gabrielle, La fille de l’été dernier, Allumer le feu, Mystery Train o el Blue Suede Shoes.

Su madre, empleada de una quesería, no pudo encargarse de él en su infancia, por lo que creció en el hogar de una prima suya y de su pareja, el bailarín americano Lee Halliday, a quien siempre consideró su padre. Junto a ellos vivió en Londres, donde aprendió la estética de James Dean y del twist.

Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla