+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Olga Llamas, la imparable evolución pictórica de una artista

La leonesa lleva hasta El Albéitar su variada muestra 'Cierto en lo incierto'

 

Olga Llamas aúna pintura, dibujo, 'collage' y técnicas digitales en esta exposición. - cuevas

marcelino cuevas | leónmarcelino cuevas | león 24/05/2011

La pintora leonesa Olga Llamas tiene tras de sí la alargada sombra de sus progenitores, sobre todo de Modesto Llamas, insigne pintor del que muy pronto podremos ver una muestra retrospectiva de su ingente obra. Y, también, un catálogo razonado de su trabajo. Lo está preparando ya Luis García y eso es sinónimo de calidad, acierto y eficacia.

Pero decíamos que sobre Olga Llamas planea la sombra de Modesto, su padre, y eso es algo que puede comprobarse mirando con detenimiento sus cuadros de hace algún tiempo. No es que la joven artista copiara a su padre, pero indudablemente la impronta del maestro estaba indeleblemente plasmada en su obra. Ha llegado el cambio, ahora el sol ilumina desde otro lado y Olga Llamas comienza a caminar por su cuenta, gracias en parte a su interrelación con los programas informáticos. Olga dibujaba desde hace tiempo unas composiciones muy particulares en las que daba rienda suelta a su imaginación. Estos pequeños dibujos, casi automáticos, de grafito, eran en muchos casos superiores a sus obras más elaboradas.

Pues bien, ahora la pintora ha conseguido trasladar al gran formato y al color esas elucubraciones plásticas que antes dejaba en un segundo plano. El efecto es impactante y sugerente. Olga Llamas no emplea la digitalización solamente para integrar colores, sino que a través de ella consigue estupendos efectos de relieve y una serie interminable de texturas que enriquecen poderosamente sus trabajos.

Por fin la joven artista vive en su propio mundo, en un universo onírico sin fronteras, en el que puede desarrollar sin trabas todo su potencial creativo. Las dos facetas temporales de su obra pueden verse claramente en esta gran exposición, más de setenta obras, que bajo el título Cierto en lo incierto , presenta estos días en el ateneo cultural universitario del edificio El Albéitar en León (avenida de la Facultad). Sus antiguas abstracciones conviven con los nuevos cuadros, con su recién estrenada realidad pictórica y creemos que no hay duda de que lo nuevo se come a lo viejo.

Su tío, el poeta Gaspar Moisés Gómez, ha interpretado perfectamente con su mirada literaria la obra de Olga Llamas. «Estamos -"dice-" en un mundo completamente onírico, cierto en lo incierto. No busquéis referencias. El mundo es un desierto y todos sus dioses se han confundido en uno para no ser nadie en la creación. Hasta el fin del mundo caminaremos sin pasos. Pero el abismo nos convoca a esa cita a la que es imposible faltar, pues significará la absoluta negación. Por lo que la única referencia es tener ojos para no ver. O ser evidentes y tan puros, que el Otro ha de decir por nosotros la última palabra. Y luego, en cuanto a sus pinturas, los colores y las formas de buscan, hasta que, en un claro encuentro, se expresan, hasta mostrar lo indecible».

Lugar: sala de exposiciones del Ateneo Cultural Universitario El Albéitar.

Horario: de lunes a viernes, de 12.00 a 14.00 y de 18.30 a 20.30. Hasta el 10 de junio.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla