+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La primavera llega a la galería Ángel Cantero de la mano de Michele Mariette

La artista francesa afincada en Salamanca exhibe hasta el 2 de julio sus ‘Naturalezas’.

 

La pintora Michele Mariette, con dos de sus obras. - cuevas

marcelino cuevas | león
14/06/2014

La primavera es el despertar de la naturaleza, los colores se desperezan y comienzan a brillar, en el aire flota un intenso olor a flores… Así ha sido una y otra vez de siempre, desde mucho antes de que el hombre tenga memoria. Y en la leonesa galería de Ángel Cantero acaba de producirse el milagro: no hay arrullos de pájaros, ni murmullos del viento, pero hay color, una auténtica explosión de color y mucha, mucha belleza. La pintura de Michele Mariette, una salmantina nacida en Francia, ha llenado de vida el singular espacio.

Michele lleva muchos años viviendo en España, pero conserva en sus cuadros el sabor característico de la mejor pintura francesa. Michele Mariette realizó sus estudios de Bellas Artes en Salamanca porque desde siempre se había sentido atraída por la pintura y necesitaba reafirmar sus atributos artísticos. «Comencé —nos dice— en la facultad, una vez casada y con dos hijos, porque mis inicios en la pintura no me llenaban. Como todos los pintores me inicié en plena niñez, pero necesité ese suplemento de seriedad para dedicarme profesionalmente al arte, para ensanchar el campo de mis ideas. Fue pasar de la artesanía al arte de verdad».

Los impresionistas han dejado su marca en la obra de Michele, aunque no en su forma de entender la pintura. «Todos me dicen —explica— que no puedo negar mi nacionalidad. Creo que es una influencia instintiva porque no es mi voluntad».

Su pintura transita por muy diferentes estilos hasta conseguir unos óptimos resultados. Podemos encontrar en sus cuadros la pincelada juguetona de los impresionistas y la informal imagen de la abstracción, pero siempre, siempre, tras el vuelo mágico del color, acaba por aparece una clara referencia a la realidad, unas imágenes que parecen surgidas de un sueño.

Pintura sin retoques

«Creo —comenta— que hago una pintura muy suelta, tocando la figura, pero sin obsesionarme con ella. Empleo mucho color en pinceladas muy espontáneas y definitivas. No suelo retocar porque entonces creo que se paraliza el cuadro. No busco cosas grandes, intento encontrar motivos que me lleguen, que me llenen, pretendo captar sensaciones. A veces el motivo es muy simple pero tiene algo que me ha impactado y lo interpreto, nunca pretendo hacer un retrato fotográfico, siempre doy mi propia visión. De hecho, muchas veces el resultado tiene muy poco que ver con el lugar que me ha servido de inspiración».

Michele Mariette sabe transmitir al espectador las sensaciones que en ella produce el mundo que la rodea, los paisajes que visita, los rincones que ama. Unas hermosas visiones a través de un amplio y contrastado colorido y unas manchas que dejan ver su indudable vocación de pintora.





Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla