+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

«Quiero transmitir a los niños que ser diferente no es nada malo»

La editora Asunción Carracedo lanza ‘Oto y Oli’ y ‘La princesa que quería escribir’.

 

Asunción Carracedo, escritora y editora. - jesús

e. gancedo | león
02/07/2012

Oto, ese monstruo que no da miedo y que «tan solo quiere llenar su enorme corazón con nuevos amigos», encontró la horma de su zapato en Oli, otro gran comedor de helados y amigo de dar largos paseos, y ambos viven nuevas aventuras en Oto & Oli, el libro de Asunción Carracedo —escritora y creadora de la editorial de literatura infantil y juvenil Amigos de Papel— que ya está en las librerías.

Cuenta esta emprendedora leonesa que la idea de crear el personaje de Oli «surgió hace varios años, cuando escribí el primer cuento de Oto». «La amistad y los amigos son muy importantes para mí —explica— y la palabra ‘amigo’ es una de mis favoritas. Hay un refrán popular que dice ‘quien tiene un amigo, tiene un tesoro’, y yo he acuñado una variante que es marca de la editorial: ‘Quien tiene amigos de papel tiene muchos tesoros escondidos por descubrir». Y este personaje, Oto, «no tenía amigos, ni vecinos, se sentía solo. ¿Por qué? Tan solo porque es diferente, en este caso un monstruo, algo que asusta, y parece que ser diferente es algo que da miedo y hay que rechazarlo. Eso es muy triste y yo quiero transmitir a los niños que ser diferente no es nada malo. Así que para comenzar mi andadura como editora y estrenarme como autora en ella, no lo dudé. Revisé el borrador del cuento y, muy bien aconsejada por un joven lector, aposté por esta nueva aventura en la que Oto y Oli nos hablan de lo que es la verdadera amistad».

Desde que Carracedo presentara el primer cuento de Oto en 2008, los lectores se han encariñado con este monstruo de gran barriga y zapatos amarillos. «Cuando lo cuento en público y digo que la historia es sobre un monstruo —recuerda— pregunto a los niños si les da miedo. Si es así, saco mi bolsa ‘guarda-miedos’ para que metan el suyo dentro. Pero al final de la sesión ninguno se acuerda ya de su miedo, ni me piden que se lo devuelva».

La autora y editora informa de que mucha gente se ha encariñado con el personaje de Oto hasta el punto de querer «que le busque una novia, y hasta me dicen cómo les gustaría que fuera». «Los más pequeños —continúa— quieren llevarse el monstruo a casa, y dejarle un sitio en su habitación... ¡a pesar de lo grande que es! En algún colegio le han hecho toda una colección primavera-verano de zapatos con todos los estilos imaginables. Y le han pintado de todos los colores, incluso a rayas y a lunares».

Por otro lado, sobre La princesa que quería escribir, también ya a la venta, cuenta Asunción que el texto de Beatriz Berrocal «me cautivó desde el primer momento que lo leí. Es una historia a simple vista sencilla, pero con un hondo calado y varias lecturas posibles por parte de los lectores adultos, especialmente los maestros. Al ser un cuento rimado, el atractivo para los pequeños lectores estaba garantizado. Solo faltaba el ilustrador y, desde luego, el acierto fue total al ponerlo en los pinceles de Daniel Montero Galán, uno de mis dibujantes favoritos». Y es que las ilustraciones son un aspecto especialmente cuidado por esta editorial —a Oto le ha dado ‘vida’ Salva Silva, quien prepara nuevas aventuras del entrañable monstruo—, ya que son, a juicio de su creadora, «el soporte vital para las palabras, especialmente si hablamos de literatura infantil». En concreto, La princesa que quería escribir habla «de los sueños y de cómo debemos luchar e intentar hacer todo lo posible por conseguir hacerlos realidad», apunta Carracedo.

a b

Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla