+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Roman Polanski, César al peor pasado

Renuncia a presidir los premios del cine francés bajo la presión feminista .

 

Polanski recogiendo el César en 2014. IAN LANGSDON -

25/01/2017

fernando iturribarría | parís

Roman Polanski se baja los pantalones. El cineasta franco-polaco ha renunciado a presidir la próxima gala de los César, equivalente francés de los Goya. Cede a la presión de las organizaciones feministas que habían pedido su cabeza por considerarlo un símbolo de la inmunidad machista. El director de Repulsión arrastra el sórdido recuerdo de la agresión sexual en 1977 a una menor de 13 años, caso aún abierto en los tribunales de Estados Unidos. El fugitivo ha ganado el premio al peor pasado.

La polémica había arreciado en los últimos días. La asociación Osez Le Féminisme convocó una concentración de protesta el 24 de febrero ante la sala Pleyel de París con ocasión de la ceremonia de entrega de los galardones cinematográficos. Otros colectivos llamaron a manifestarse mañana mismo delante del restaurante Fouquet’s en plenos Campos Elíseos donde van a ser anunciadas las nominaciones. El manifiesto en exigencia de su destitución ya rondaba las 62.000 firmas en las redes sociales. El realizador de Callejón sin salida no encontró escapatoria. Por medio de su abogado, anunció ayer que declinaba la invitación de la Academia francesa. En un comunicado, se quejó de una polémica juzgada sin fundamento, injustificada y alimentada por informaciones totalmente erróneas. «Ha entristecido profundamente a Roman Polanski y afectado a su familia», denunció. El letrado recordó que Samantha Geimer, la víctima, ha apoyado el abandono definitivo de las actuaciones judiciales estadounidenses. También observó que las justicias suiza y estadounidense han rechazado las demandas de extradición de Estados Unidos. Nacido hace 83 años en París de padres judíos polacos, Polanski se afincó a finales de la década de 1970 en Francia, que no extradita a sus nacionales. Pero el caso resurge de vez en cuando desde hace 40 años como la reposición de una mala película. En 1977, Polanski llevó a Samantha, de 13, a la casa de su amigo Jack Nicholson. Según la niña, abusó de ella en el jacuzzi y la sodomizó.

a b

Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla