+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

CULTURA ■ PATRIMONIO

Salvar la panera de Sandoval

Recibe 100.000 euros. Enrique Saiz recordó las inversiones de la Junta en el monasterio leonés.

 

El tejado de la panera está en muy mal estado. MARCIANO PÉREZ -

13/01/2018

e. g. | león

El director general de Patrimonio Cultural, Enrique Saiz, presentó ayer sobre el terreno las últimas actuaciones de conservación y consolidación llevadas a cabo por la Junta en el monasterio leonés de Santa María de Sandoval, y que han consistido en reparaciones en la cubierta de la iglesia —costaron unos 32.000 euros— y en la consolidación y reconstrucción del pórtico sur y del refectorio del monumento —70.000 euros—. Ambas actuaciones, sumadas, han supuesto una inversión de algo más de 100.000 euros por parte de la consejería de Cultura y Turismo.

Pero el director general habló de una nueva partida —ya aprobada por el gobierno autonómico, también de 100.000 euros—, y especificó que irá destinada a reparar la panera del monasterio, un amplio edificio del siglo XVIII que se encuentra en mal estado, con su tejado amenazando ruina, y que podría ser empleado en el futuro como centro de recepción de visitantes o albergue.

A través de un comunicado de prensa, la Junta informó de que, «con el objetivo de permitir una mejor gestión de este bien patrimonial y posibilitar la visita pública, la Consejería de Cultura y Turismo ha propuesto una fórmula de colaboración al Ayuntamiento de Mansilla Mayor para que lo incorpore a sus programas de visitas al municipio y su entorno, así como para el mantenimiento ordinario del edificio y el cuidado del entorno, incluyendo la utilización de la panera ubicada en el compás del monasterio». «Por el momento el monasterio ya se puede visitar gracias a la ayuda que el ayuntamiento solicitó al ECYL dentro del Plan de Empleo Local. Desde septiembre se han registrado 1.700 visitas», indicaron, una información que ya adelantara Diario de León el pasado 3 de enero.

En cuanto a las últimas obras, la que afectaron a la parte sur y que se llevaron a cabo en los últimos meses de 2017, la Junta especificó que la crujía sur del claustro y la estancia del refectorio «presentaban sus cubiertas y bóvedas derrumbadas desde hacía varios años, por lo que era necesaria la reconstrucción y cubierta de esta zona. Los trabajos se han destinado, en concreto, a dotar de cubierta y protección a una parte de la panda sur para proteger restos y muros».