+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

San Isidoro abre la Cámara del Tesoro

Recobra las pinturas arrancadas en los sesenta En unas semanas comienza la reforma del claustro La Junta anuncia que en 2020 estará completada la reforma integral de la colegiata.

 

El obispo, la consejera de Cultura y el abad de San Isidoro en la restaurada Cámara de Doña Sancha o del Tesoro. MARCIANO PÉREZ -

Así estaba hace dos años la Cámara de Doña Sancha. RAMIRO -

Verónica Viñas
12/06/2018

La Cámara del Tesoro está vacía. La propia sala es la joya. Casi sesenta años después de que arrancaran los frescos que la decoraban, las pinturas han vuelto a sus muros. Ha sido una tarea compleja, en la que se han aplicado innovadoras técnicas de restauración a lo largo de dos años. En este tiempo, los expertos han tenido que desenrollar las obras renacentistas que fueron despegadas de las paredes, envueltas en papel de periódico y abandonadas. Las extendieron, las restauraron y las colocaron en el lugar exacto que ocupaban en la también llamada Cámara de Doña Sancha, que a lo largo de su historia fue además sala capitular.

Aunque los frescos parecen visualmente adheridos a la estancia donde se guardó durante décadas el cáliz de Doña Urraca (el Grial), lo cierto es que se trata de paneles ‘falsos’. Bajo ellos se esconden restos de pinturas anteriores, apenas dos décadas más antiguas y también del siglo XVI. La Cámara del Tesoro recobra su aspecto original no sólo con las pinturas, sino con la reubicación de la monumental portada renacentista que comunica con la biblioteca de la colegiata. Para ello, fue necesario desmontarla de la zona contigua en la que se hallaba, con una función meramente ornamental. Los tesoros que guardaba la Cámara de Doña Sancha se exhiben actualmente en la Capilla de los Quiñones.

La consejera de Cultura, María Josefa García Cirac, que asistió ayer a la reapertura de la Cámara de Doña Sancha, afirmó que «las obras han devuelto el esplendor que tuvo en el siglo XVI. Se trata de uno de los espacios de mayor interés, tanto arquitectónico como simbólico de San Isidoro». El abad de la colegiata, Francisco Rodríguez Llamazares, comparó las restauraciones de San Isidoro con una escalera en la que «vamos subiendo peldaños». Confesó que «ojalá hubiera andamios en todas partes», porque el edificio «necesita obras de forma perenne».

El obispo, Julián López, aseguró que había visto las pinturas enrolladas en el suelo. «Las arrancaron, posiblemente, con la idea de restaurarlas», dijo. Aunque el arquitecto que decidió despegarlas, Luis Menéndez Pidal, lo hizo para dar un aspecto «medieval» a la sala, siguiendo el gusto de la época. García Cirac aseguró que la recuperación de los frescos será «un punto de referencia» para otras intervenciones, porque supone «un antes y un después». El responsable de la empresa Granda, que ha efectuado la reparación y colocación de las pinturas murales, desveló que «al principio, no sabíamos si era factible el proyecto. Sólo veíamos una masa blanca, pero desconocíamos en qué estado se encontraban las pinturas».

La Cámara del Tesoro abre hoy y mañana de forma gratuita, para que todos los leoneses puedan contemplar la restitución de unos frescos que a la Junta le han costado casi 400.000 euros.

Obras hasta 2020

En la agenda de la Consejería de Cultura figura la fecha de 2020 como fin de la reforma integral de San Isidoro, iniciada en 2001 con la restauración de la torre, que permitió descubrir que el gallo de la veleta es del siglo VII y procede del imperio persa-sasánida. También se repararon las cubiertas de las naves de las naves de la iglesia, que sufrió una limpieza en profundidad que permitió descubrir los sillares romanos de una de las columnas. La Junta sufragó igualmente la restauración de la fachada meridional, desde la puerta del Cordero a la del Perdón, así como el acondicionamiento térmico de la basílica, con la instalación de una caldera de biomasa. En total, la administración autonómica ha invertido hasta la fecha en la joya del románico 2,7 millones de euros. Cuando concluya la magna restauración habrá destinado a San Isidoro 3,4 millones en dos décadas. Cirac anunció la inmediata rehabilitación del claustro, que consistirá en la consolidación y protección de elementos arquitectónicos del primer cuerpo, así como cornisas y balcones. La obra, que actualmente está en fase de licitación, ascenderá a 516.000 euros.

A su término, iniciarán la restauración de las pinturas del Panteón Real, donde yacen sepultados doce reyes, diez reinas y ocho infantes. En la ‘Capilla Sixtina del románico’ se han colocado una decena de sensores ante las obras que se avecinan en la colegiata. Y es que, tras más de una década de demora, cuando concluyan los trabajos en el claustro y en el Panteón Real, la Fundación Montemadrid se encargará de la remodelación del museo. Se trata de un proyecto heredado de Caja Madrid y después Bankia. La consejera adelantó que las obras concluirán en el 2020, «con vistas al próximo Año Jacobo», que se celebra en 2021, para el que la Junta aprobó hace unas semanas un plan en el que invertirá 12 millones de euros.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla