+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

BALONMANO

Del Ademar a la selección Serbia

Vladimir Cupara, el meta del equipo leonés, convocado para jugar con su país.

 

El portero serbio Vladimir Cupara se ha convertido en todo un seguro para la portería del Abanca Ademar. - MARCIANO

31/03/2016

georgino fernández | LEÓN

La portería del Abanca Ademar, una de las más jóvenes de la Liga Asobal, fue al inicio de la temporada una «apuesta de riesgo» como la definió el propio técnico marista, Rafa Guijosa. No era extraño que hubiese incertidumbres sobre la fortaleza de los hombros de dos chavales como Vladimir Cupara (22 años) y Nacho Biosca (21) para soportar un puesto de tanta responsabilidad como este y más en un equipo que aspiraba a meterse de nuevo en Europa.

Pasado el tiempo los dos porteros y especialmente Vladimir Cupara —titular claro en este Ademar— se han encargado de fulminar esas incertidumbres iniciales. El serbio es en estos momentos el portero con mejores números de la Liga Asobal: ha firmado 206 paradas a 596 lanzamientos para redondear un 34,56% de acierto.

Unas cifras que no han pasado desapercibidas para el actual seleccionador de serbia y uno de los mejores porteros que ha dado el balonmano europeo, Dejan Peric, que le ha llamado para la selección absoluta para participar en los dos amistosos que el combinado balcánico disputará en la capital Belgrado durante este parón de dos semanas de la competición liguera.

En su etapa júnior, Cupara era un fijo en la selección serbia. De hecho era el alma mater de ese equipo del que fue capitán en sus últimas convocatorias.

Metódico y enormemente trabajador es perfectamente consciente de que el Abanca Ademar es un club que, desde siempre, actúa como la mejor catapulta del talento joven. Ejemplos hay para aburrir y el de Cupara es el último de una larga cadena formada por muchos eslabones con nombres muy conocidos como Raúl y Alberto Entrerríos, Stranovsky, Alilovic, Carillo...

«Estoy muy feliz, jugar en la selección absoluta es lo más grande hasta ahora en mi carera deportiva. Yo tengo ganas de empezar a entrenar y a jugar con la selección», manifestó ayer el serbio con su cada vez mejor español. «Estoy seguro —añadió— de que el Ademar me ha ayudado mucho a conseguirlo. Estoy agradecido».

Reconoció que «tenía la esperanza» de la llamada de Peric y añadió que ahora va a «hacer todo lo posible para devolver esa confianza de manera correcta».

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla