+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

FÚTBOL. PRIMERA DIVISIÓN

El Atlético sufre pero al final doblega al Eibar

 

Los jugadores del Atlético celebran el segunto tanto. JUAN HERRERO -

08/01/2017

miguel olmeda | EIBAR

El Atlético de Madrid 2016-17 es un quiero y no puedo. Tiene plantilla para jugar a una cosa, que no funcionó como se esperaba, pero Diego Pablo Simeone trata de jugar a otra, la de hace tres temporadas, sin las piezas necesarias: ya no visten de rojiblanco Miranda, Raúl García ni Diego Costa, tres futbolistas con la palabra ‘cholismo’ tatuada en la frente. Con esta premisa, los partidos del conjunto colchonero pueden salir cara o cruz, y ante el Eibar tocó el rey.

Para este envite, el ‘Cholo’ apostó por una solución que lleva rumiando varias semanas, y que no es otra que colocar a José María Giménez en la medular. El Eibar pronto se dio cuenta de que el ‘lobo’ no lo era tanto e inclinó el campo hacia la portería de Miguel Angel Moyá, con un atajo en la banda de Sime Vrsaljko, que precisamente era la más castigada por el hielo. Takashi Inui jugó con el croata como si se lo hubieran traídos los ‘Reyes’, hasta el punto de forzarle una amarilla, varias ocasiones de peligro y mandarle al banquillo en el descanso. De no ser por Simeone habría perdido con el japonés hasta la escritura de su casa.

Antes del 45’, al conjunto armero le dio tiempo a reclamar dos penaltis, uno por mano del propio Vrsaljko -que pudo serlo- y otro por una caída de Sergi Enrich -que ni sembró la duda-. Pero al Atlético le tocaba cara, y sin que los espectadores tuvieran tiempo de acabar el café Saúl firmó el 0-1, a la salida de un córner.

Paradójicamente, el tanto le sentó peor al Atlético que al Eibar, que asedió la portería colchonera sin premio. Resulta un caso digno de ‘La Nave del Misterio’ no ya que el conjunto armero fuera incapaz de empatar, sino que Moyá ni siquiera tuviera que intervenir más que para poner el balón en juego. Simeone movió ficha y retiró a un Fernando Torres que ofrece más desde el banquillo que en el once para dar entrada a Kevin Gameiro. El francés, prácticamente en el primer balón que tocaba, regaló el 0-2. Antoine Griezmann para el ‘21’, este para el ‘7’ de nuevo y partido resuelto. Al Atlético de Madrid parece claro que le sienta bien la ‘Doble G’.



Club de prensa