+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

BALONMANO | LIGA DE CAMPEONES

El Dinamo fusila al Ademar

El equipo rumano arrebata la primera plaza a los de Guijosa, incapaces de contener el potente ataque del conjunto local

 

Acacio destacó en el ataque del Abanca Ademar con cuatro goles ante el Dinamo de Bucarest. FERNANDO OTERO -

Sergio C. Anuncibay
09/11/2018

Dinamo de Bucarest 35- Abanca Ademar 30 

El afilado ataque del Dinamo de Bucarest abrió desde el inicio una profunda herida en la defensa de un Abanca Ademar que fue incapaz de contener la hemorragia (35-30). La primera línea rumana campó a sus anchas por el parqué y tuvo tanto acierto en los lanzamientos que el partido rápido se decantó a favor del equipo local, que le arrebata la primera plaza del grupo en la Champions a falta de tres jornadas.

Guijosa intentó todas las variantes posibles para contener ese torrente ofensivo de un rival que tuvo el compromiso controlado durante los sesenta minutos. Si apostaba por el 6-0, el Dinamo se apoyaba en un Bannour prácticamente infalible. El internacional tunecino hizo once goles, ocho en el primer acto. Cuando lo intentaba taponar Jaime desde el avanzado, o incluso Acacio, en una defensa mixta, aparecía por el otro costado Komogorov —otros siete tantos llevaron su firma—. O Szasz en seis metros. Un bombardeo constante desde todos los frentes.

También agitó el técnico del conjunto leonés la portería, pero ni Biosca ni Slavic estuvieron acertados. Encima el guardameta serbio sufrió una lesión en último tramo del encuentro. Tiene una luxación en su dedo pulgar y no estará en Cuenca, a la espera de que la practiquen las pertinentes pruebas para descartar un problema óseo.

En definitiva, ayer no fue el día del Abanca Ademar. Y eso que el extremo Mario López dio una auténtica exhibición. Una clase magistral. Convirtió once disparos, pero su actuación no fue suficiente.

Los leoneses aguantaron el pulso los primeros diez minutos, en los que Bannour tomó un protagonismo insultante en ataque. Las metió de todos los colores, siempre más allá de los ocho metros, aprovechando que la defensa del Ademar estaba muy hundida, más pendiente del pivote que de los laterales.

De todas formas, el ataque posicional del bloque visitante parecía fluido y ese intercambio de golpes mantuvo cierta igualdad en el marcador, pero las sensaciones no eran buenas y el Dinamo estaba demasiado cómodo cuando percutía en estático. El séptimo gol del lateral tunecino abrió ya una brecha importante (12-8) con algo menos de un cuarto de hora por delante para enfilar el túnel de vestuarios.

A Guijosa no le gustaba nada el cariz que estaba tomando el encuentro y cambió el sistema para poner a Jaime en la posición de avanzado, pegado al brazo ejecutor del Dinamo, un Bannour que por algo está entre los máximos artilleros de toda la Champions.

Esa variante cortocircuitó por algún tiempo el juego directo de los rumanos y una gran acción de Fede Vieyra redujo la diferencia (13-10). La exclusión de Savenco dio alas al Abanca Ademar, que logró ponerse a uno en superioridad tras un gol de Jaime después de un pase de cirujano del lateral argentino y de un tanto de Acacio desde su casa cuando el rival atacaba sin portero.

Pero los locales no se arrugaron y rápido se despojaron de la presión con los mismos argumentos que habían utilizado antes. Prácticamente no necesitaban sobar el balón para hacer daño. Sus laterales son auténticos francotiradores. Y si están acertados, como ayer, es casi imposible salir ileso. Aún así, los de Guijosa llegaron al descanso tres abajo (18-15).

Pero el parón no les vino bien. Y en un abrir y cerrar de ojos la distancia con el Dinamo era ya de seis goles (21-15). Jaime rompió con un lanzamiento sorpresivo de cadera la mala racha del bloque leonés, a merced de los rumanos, que defendieron, a veces al borde del reglamento, esa ventaja notable para encaramarse a lo más alto del grupo. Habrá que ver lo que sucede en el otro duelo entre el Wisla Plock y el Elverum, rivales directos en la pelea por acabar la fase regular en las dos primeras plazas del grupo.

En la próxima jornada de Champions, los de Guijosa reciben en el Palacio al Cocks. Después habrá que visitar al Wisla en Polonia. Y recibir al Elverum en la última jornada. Antes tendrán que jugar el domingo en Cuenca.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla