+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

CULTU CONTRA PONFE

«El derbi es un partido para vivirlo y sentirlo en el Reino»

JOSÉ CARRETE JULIÁN EXENTRENADOR DE LA CULTURAL Y DE LA PONFERRADINA.

 

José Carrete durante su etapa como entrenador de la Cultural en el partido frente al Lugo. NORBERTO -

15/01/2017

ÁNGEL FRAGUAS | LEÓN

El Tigre de Cabojal. «Me sale el culturalismo por los poros de la piel. La Cultural es un club que me marcó. Nunca he olvidado a amigos que son hermanos para mí. Recuerdo a mi segundo Fernando Álvarez. También al doctor Cantero. Al utillero Manolín. Y a todos los jugadores. La Cultural está en mi corazón», asegura..

José Carrete Julián (Cabojal, 1951) entrenó a los dos equipos que hoy disputan el derbi provincial por excelencia del fútbol leonés. Dirigió a la Cultural desde la temporada 1988/1989 a la campaña 1990/1991 y a la Ponferradina en los ejercicios 1997/1998 y 1998/1999. Hoy recibe un homenaje en el estadio Reino de León promovido por el director general de la Cultural, Felipe Llamazares, justo antes del inicio del derbi provincial que da comienzo a las 17.00 horas.

—¿Qué le dice el homenaje que le va a tributar la Cultural?

—No lo esperaba. Es muy bonito. Me encanta que se acuerden de mí. Sentí una gran satisfacción cuando me llamó Felipe Llamazares para decírmelo. La Cultural siempre me ha tratado muy bien.

—¿Qué recuerda de la Cultural que dirigió?

—Eran épocas de dificultad económica y de no disponer de campos para entrenar. Se me agolpan infinidad de recuerdos. Tengo que reconocer que la Cultural me trató de forma excelente. Salimos de situaciones muy difíciles. Recuerdo cuando me firmó como entrenador Manuel Rodríguez el de Patatas Blas. La Cultural estaba en posiciones de descenso y con mucho trabajo salimos de esas plazas. Salvamos la temporada. Después durante el tiempo que permanecí como entrenador de la Cultural hicimos temporadas muy dignas.

—¿Qué sentimientos tiene de la Cultural?

—Me sale todavía culturalismo por los poros de la piel. Nunca dejaré de ser culturalista. La Cultural es un club que me marcó. Nunca he olvidado a amigos que son hermanos para mí. Recuerdo a mi segundo Fernando Álvarez como una gran persona, un hombre con un corazón enorme. También al doctor Cantero, una persona íntegra y extraordinaria. Al utillero Manolín, un hombre que unía al vestuario muy querido por todos. Y todos los jugadores a los que dirigí, que se volcaron con la Cultural y se comportaron siempre como profesionales en unas condiciones que nunca fueron las mejores.

—¿Qué supone un derbi Cultural-Ponferradina?

—Es un partido para vivirlo y para sentirlo en el campo, en el estadio Reino de León. Llegan los dos equipos en un gran momento. La Cultural ha hecho una primera vuelta extraordinaria y los números ahí están. Líderes y desarrollando un juego excelente. A su entrenador Rubén de la Barrera no se le puede pedir más. Sigo y siempre ha seguido a la Cultural. Rubén de la Barrera me parece un gran entrenador. La Ponferradina ha encadenado dos victorias seguidas y llega a León en el mejor momento. Será un derbi apasionante, con pasión también en las gradas.

—¿Qué se siente más culturalista o deportivista?

—Siempre culturalista. Me caló más la Cultural que la Ponferradina. Le deseo lo mejor a la Ponferradina, pero para mí la Cultural está por encima de la Ponferradina. Soy culturalista por encima de todo.

—¿Por qué?

—En la Cultural el hecho de pasar tantas dificultades hace que te unas más. La unidad y la piña de todos nos sacó de muchos problemas. No teníamos campos donde entrenar y recuerdo que un día tuvo que echarnos hasta la Policía Municipal de León (sonríe recordándolo). Ahora la Cultural es distinta. Tiene un estadio señorial y dinero para aspirar a todo.

—¿Hasta pensar en el ascenso a Segunda División?

—Con Rubén de la Barrera como entrenador se puede conseguir el ascenso. Está haciendo jugar muy bien al equipo. Creo que tiene muchas opciones de subir a Segunda División.

—¿Qué le dice a la afición?

—Que apoye al equipo a muerte y a De la Barrera. Es el año del ascenso. Yo sólo tengo palabras de agradecimiento a la afición leonesa.

—¿Se emocionará cuando salga al centro del campo a recibir el homenaje de su Cultural?

—Seguro que sí. Soy un hombre duro de pelar, pero me vendrán a la cabeza los recuerdos y me saludarán amigos. Seguro que alguna lágrima se me cae.