+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La esencia que ha hecho grande al Cleba

Convertido casi en una ‘fábrica’ de formar jugadoras de balonmano, el equipo leonés acaba de completar un año casi perfecto que les ha llevado a lograr 23 victorias de 26 posibles. Las de Aleix Pérez tienen ahora el sueño de ascender a División de Honor pero, sobre todo, aspiran a seguir rompiendo barreras en un deporte donde cada vez pisan más fuerte.

 

El Esencia 27 Cleba se marcó como objetivo a principio de temporada lograr 43 puntos, hizo 46, fue líder y ahora jugará el play off de ascenso a División de Honor. JESÚS F.S. -

13/04/2018

PABLO RIOJA | LEÓN

Cuando a principio de temporada Aleix Pérez (Barcelona, 1988) se marcó el objetivo de alcanzar 43 puntos en la Liga, parte de la cúpula del Esencia 27 Cleba no disimuló sus gestos de sorpresa e incluso hubo a quien se le escapó una tímida mueca que bien podría traducirse como ¡estás loco! Y en parte, lo estaba. Con un equipo prácticamente nuevo —«nos encontramos con doce bajas»— el reto del entrenador se antojaba, cuanto menos, ambicioso. Pero si algo ‘le pone’ al técnico catalán son los imposibles, las gestas en las que casi nadie cree. Ahora, siete meses, 26 jornadas y 46 puntos después, las ‘guerreras’ leonesas acaban de meterse como primeras de grupo en el play off de ascenso a la máxima categoría del balonmano femenino español. «Tenemos serias opciones de subir, pero hay que ir paso a paso y de todos modos, si seguimos un año más en la División de Honor Plata, volveremos a luchar igual que hicimos éste», señala Pérez.





El catalán Aleix Pérez dirige a las 'guerreras' leonesas. JESÚS

Y es que ante todo, tanto el cuerpo técnico como la directiva tienen claro que lo importante es la formación de jugadoras. Ese es el ‘Sancta Sanctorum’ del Cleba y nadie lo va a cambiar. Pero, puestos a fabular, su presidente, César Valle, ya ha asegurado de puertas adentro que si el equipo sube se hará lo posible para que compita. El primer escollo se presentará el próximo 5 de mayo a las 20.00 horas en el Pabellón Numancia, fortín donde las santanderinas del Pereda plantarán batalla en la ida de semifinales. La vuelta —si no hay cambios de última hora— se jugará en el Palacio de Deportes el sábado 12 justo después de que el Abanca Ademar se mida a La Rioja para aprovechar el tirón y que los aficionados habituales del Cleba se multipliquen en una cita «de vital importancia».

Si el Cleba sigue vivo más allá de esos dos choques, le espera una final a cuatro en la que los dos mejores conjuntos tocarán la gloria. «Las chicas han demostrado la grandeza que tienen, este equipo no tiene límites, sé de sobra que a base de trabajo y confianza se pueden conseguir las cosas», insiste el máximo responsable del vestuario. Si el balonmano masculino nacional atraviesa tiempos difíciles a nivel económico, entrar en los detalles del femenino suena a broma macabra. «Salvo algunos conjuntos canarios, la mayoría no cobran sueldos, sobre todo en la segunda división». Las 24 integrantes de la plantilla actual del Cleba forman parte de esa dura realidad tan extendida en otros deportes, pero aún así se dejan la piel como el mejor pagado de los profesionales. Y de subir tampoco habrá para mucho más. «Mi idea es mantener el bloque y como mucho podremos hacer uno o dos fichajes».

Ni siquiera se sabe aún si el propio Aleix continuará. «Estoy feliz en León, es un lugar donde se respira balonmano, que te exige mucho porque la gente ha mamado este deporte, ojalá siga, pero ese tema no lo tocaremos hasta que acabe la temporada. Ahora mismo lo único que me preocupa es el trabajo diario», remarca. Ofertas no le faltan, pero su lealtad al Cleba no le permite pensar en nada más. «Mi prioridad es León».

Pese a su juventud, cumplirá los 30 el próximo mes de noviembre, Aleix ha pasado por numerosos banquillos desde aquella primera experiencia en las categorías inferiores del Granollers con apenas 16 años. «De ahí me fui como segundo entrenador del Villa de Aranda en Liga Asobal —en 2012—, luego a Barcelona, Bilbao, Francia y Hungría antes de venir aquí». Asegura que todas y cada una de esas experiencias han sido como ‘una mili’ impagable. «Francia me ayudó a dar ese salto de calidad y en Hungría disfruté muchísimo porque eres más consciente de todo lo que te rodea». Sobre entrenar a hombres o a mujeres no tiene preferencias, pero sí se atreve a decir que «ellas son más disciplinadas».

Cinco días a la semana

Las jugadoras del Esencia 27 Cleba entrenan de lunes a viernes un mínimo de dos horas. La mayoría son estudiantes y tratan de adaptarse a la situación como pueden. Este año han debutado seis juveniles y tres de ellas —María, Selena y Carolina— se han convertido en piezas claves para colocar al conjunto leonés en lo más alto. Un año casi inmaculado en el que han sumado 23 victorias y sólo tres derrotas. Hasta que jueguen contra el Pereda les aguarda un mes ‘venenoso’ donde no habrá competición oficial. «Espero que el parón no nos perjudique, aunque sí vamos a disputar partidos contra equipos masculinos de la zona —porque no hay femeninos— y también disputaremos el campeonato Universitario de España el Almería», recuerda Pérez.

Da igual si hay ascenso o no, si llegan más patrocinadores, si el Palacio se llena o queda medio vacío... El Esencia 27 Cleba no renunciará a su filosofía, a sacar jugadoras de la ‘fábrica’, a seguir llevando el balonmano femenino por todo el país, a superar cada una de las adversidades, a saber competir y a no dejar de soñar.



Club de prensa

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla