+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

PATRIMONIO LEONÉS

León ya tiene museo para el gallo

La Vecilla inaugura mañana el recinto donde se exhibirá la especie genuina de Cándana y Curueño, esencial para elaborar las moscas.

 

Gallos de La Cándana - NORBERTO

p. v. | león
28/02/2014

A las doce de la mañana, frente al torreón de la Vecilla, se inaugurará mañana sábado día uno de marzo el museo para el gallo de pluma, la especie genuina de los valles de la Cándana y Curueño que ha proporcionado durante muchos años las múltiples variedades de pardos e indios imprescindibles para confeccionar las moscas ahogadas para la pesca a la leonesa.

El museo es ya una realidad gracias al esfuerzo del Ayuntamiento que ha contado con la necesaria colaboración de la Diputación Provincial. Ahora tan sólo queda que los aficionados y los visitantes curiosos puedan disfrutarlo.

Y como ya viene siendo una tradición desde hace diecisiete años unas semanas antes de la apertura de la temporada de pesca, los días 8 y 9 de marzo se celebrará en el pabellón polideportivo cubierto de la misma localidad la XVIII muestra del gallo de pluma y mosca artificial juntamente con el segundo concurso de montadores de plumas del gallo de León. A la muestra acuden criadores y artesanos juntamente con expositores que muestran todo tipo de materiales para la pesca y productos de la tierra. A lo largo de los dos días la Vecilla se convierte en capital de la pesca ya que por allí pasan cientos de curiosos y aficionados no solo de León, sino de toda la comunidad.

Sin embargo, y en esta ocasión, un negro nubarrón se cierne sobre la muestra. La nueva Ley de Pesca, y la normativa que se prepara para esta temporada, pueden dar un golpe de gracia a la cría e industria del gallo y la pluma.

Si nada lo remedia el pescador tradicional, consumidor por excelencia de las moscas ahogadas con que se confecciona la cuerda, puede verse alejado definitivamente del río en beneficio del pescador de seca para cuyas imitaciones apenas se utilizan estas plumas.

Tal vez algunos pardos flor de escoba consigan sobrevivir, pero los indios tienen, sin duda, fecha de caducidad, lo que significará su sentencia de muerte.



Club de prensa




   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla