+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

HALTEROFILIA

El oro más emotivo para Lidia

La haltera berciana recibe el máximo reconocimiento de su localidad natal, Camponaraya El Europeo y el Mundial, las grandes citas para el año 2017.

 

Lidia Valentín, junto a Eduardo Morán, con la medalla de oro del Ayuntamiento de Camponaraya. DL -

05/01/2017

álex estébanez | ponferrada

Lidia Valentín recibió ayer una nueva medalla de oro, quizá la más emotiva para la halterófila, ya que se trataba del máximo reconocimiento del ayuntamiento de su localidad natal, Camponaraya, que acordó por unanimidad concederle tal distinción el pasado mes de septiembre.

Lidia, que sigue a la espera de que el Comité Olímpico Internacional le haga entrega de las medallas de Londres y Pekín, reconocía tras el acto de entrega que esta distinción «me hace mucha ilusión, porque es la medalla de oro de mi pueblo, la máxima insignia que han otorgado nunca, y es muy especial para mí. Realmente, era la medalla que también quería que me diera mi gente».

El alcalde de Camponaraya, Eduardo Morán, señaló los méritos, más allá de los deportivos, que llevaron al consistorio a otorgar esta medalla: «Has sabido mantener tu vínculo con Camponaraya, donde regresas siempre y donde entrenas, sin que haya sido inconveniente para llegar a las más altas cotas del deporte internacional. Es un honor hacerte entrega de esta medalla para agradecerte los méritos deportivos y la difusión que haces del nombre de nuestro municipio. No tendrá el peso específico ni la repercusión mediática de las otras, pero ninguna representa como ésta el cariño de todos los vecinos de Camponaraya».

Con esta distinción, Lidia Valentín pone fin a su mejor año deportivo, en el que consiguió el bronce en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, así como el oro y la plata de Londres y Pekín después de desvelarse varios casos de dopaje. Por eso, la levantadora berciana admite que «ha sido un año muy bonito, pero ya está bien de recibir. Ahora toca centrarse en el 2017 y en el Europeo de abril». Eso sí, Lidia asume que lo que ha conseguido ha cambiado su vida: «Ha habido un antes y un después de los Juegos. He pasado de no ser medallista olímpica a ser triple medallista, y hay una gran diferencia».

Aunque la gran cita de esta temporada será el Campeonato del Mundo, a finales de año, Lidia reconoce que tiene ganas de participar en la competición continental, a la que no pudo acudir el año pasado por estar recuperándose de una lesión y preparando los Juegos Olímpicos.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla