+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Perdiz y conejo, a buen nivel

La liebre es la peor parada en cuanto a resultados en una temporada de caza menor que afronta su recta final En la del jabalí los números son positivos.

 

La temporada de caza menor, que finalizará el 29 de enero, está resultando positiva. MARCIANO -

20/01/2017

MIGUEL ÁNGEL TRANCA | LeÓN

La perdiz y el conejo están salvando con unos resultados aceptables y en algunas zonas bastante positivos, la temporada de caza menor que el próximo 29 de enero bajará el telón después de tres meses en los que los cazadores leoneses han podido salir al campo.

En el caso de la perdiz los resultados están siendo destacados. El tiempo ha sido un factor positivo para que el número de ejemplares sea elevado. Precisamente en cuanto a este ave la línea brava contabiliza un número notable aunque también eso representa una mayor dificultad a la hora de cobrarse las presas por parte de los cazadores.

La situación del conejo es muy parecida con un número de ejemplares también elevado aunque en este caso distribuidos de forma desigual a lo largo de la provincia con zonas donde la población es destacada y otras en la que su número aún podría ser mayor.

En la recta final de la temporada de caza menor la situación menos boyante sigue protagonizándola la liebre. No es algo nuevo en los últimos años ni tampoco desde que la caza menor levantara el telón esta campaña. Aunque desde los cazadores se esperaba que el número de liebres fuera irregular y en algunos escenarios de León escaso, la cifra incluso ha sido más baja.

Buen dato del jabalí

Aparte de la temporada de caza menor, y en este caso en la campaña del jabalí que concluirá a finales de febrero, la situación hasta el momento es positiva. Con una población importante las perspectivas para los cazadores han sido y son halagüeñas. Como dato curioso hay que destacar que en esta temporada es que se están matando más jabalíes nuevos que otros más veteranos. Estos últimos, más resabiados están provocando incluso daños a los perros que participan en las cacerías, hiriendo a un buen número. La dificultad para poder cazar a las piezas de mayor edad es por tanto elevada teniendo mucho que ver también la pericia del cazador.

Otro dato curioso a lo largo de las últimas fechas ha llevado a varios cazadores a expresar su malestar con algunos guardas de Cistierna al impedir cazar en esta zona, desde Boñar para abajo hacia la Mata de Monteagudo, alegando la presencia de nieve. Eso sí, este hecho es aislado en una temporada de caza de jabalí notable que a poco más de un mes para que baje el telón está mostrando unas expectativas bastante positivas para los cazadores. Zonas como el Páramo Bajo como la de Laguna de Negrillos y Villamañán la concentración de ejemplares es destacada. Y eso supone un aliciente más para los cazadores leoneses.



Club de prensa

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla