+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

El reportaje de la semana

Vaquera, un leonés con mando en la Fiba

Alejandro, máximo responsable en la preparación física de los árbitros, dirige la profesionalización de colectivo a nivel mundial.

 

Alejandro Vaquera en una clase a los árbitros que participaron en el Eurobasket femenino de Budapest en 2015 en los días previos a la competición deportiva. - DL

11/05/2018

MIGUEl ÁNGEL TRANCA | LeÓN

Hace unos días cumplía cuatro años al frente del Área Física en el departamento de Arbitraje de la Fiba. O lo que es lo mismo, como el máximo responsable en la preparación y supervisión de un colectivo que desde su llegada al máximo estamento del baloncesto internacional ha dado pasos agigantados hacia su profesionalización absoluta. Y todo con el ADN de un leonés como Alejandro Vaquera que desde la Universidad de León donde ejerce y pasando por diferentes escalones dentro del deporte de la canasta se ha ganado un prestigio al alcance de muy pocos. Y la admiración de los dirigentes de Fiba Mundo que desde que en marzo de 2014 depositaran en él su confianza han visto como unos de los actores principales de este deporte, los árbitros, han dado un salto cualitativo importante, en este caso en la parcela física convirtiéndose también en deportista de élite.

Hasta llegar a ese puesto de relevancia dentro de la Federación Internacional Alejandro ha logrado hilvanar un currículum envidiable. Sus primeros pasos los daba precisamente compaginando su faceta de jugador con la de entrenador con apenas 16 años. «Allí comprendí que el baloncesto podía ser una parte importante de mi vida aunque era todavía adolescente y tuvieron que pasar unos años para asentar los conceptos», apunta un Vaquera que acumula en su faceta como ‘jefe’ de la preparación física de los árbitros Fiba nada menos que doce campeonatos de Europa (seis en categoría masculina y otros tantos en féminas), cuatro mundiales (dos masculinos y dos femeninos), unos Juegos Olímpicos así como otros campeonatos continentales como los africanos, asiáticos y americanos.

El leonés dirigió a los Worcester en la final de la liga. DL
Supervisando a los árbitros del Mundial U19 de Egipto. DL
Vaquera en un homenaje que le tributaron en Omán. DL
Alejandro con el internacional francés Tony Parker. DL
Vaquera con cuatro árbitros del torneo Fiba Américas. DL

Su camino hacia la preparación física lo encaminaba en la Universidad de León donde realizaba la carrera en el Inef. «Al acabar hice el curso superior de entrenador compaginando ambas cosas», precisa un Vaquera que en esos primeros pasos aún recuerda la mano que le ofreció Joaquín Rodríguez. «Me llamó para entrenar al filial. De allí y durante dos temporadas compaginé esa faceta en el equipo EBA con el de preparador físico del primer equipo. Fue un salto importante que me sirvió, entre otras cosas, para que la Federación Española de Baloncesto se fijara en mí y me llamara para el equipo sub-18», apunta.

Fueron los primeros pasos de un profesional que ha logrado modernizar y profesionalizar el estamento arbitral en materia de preparación. Licenciado en Educación Física y doctor en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte las puertas de Fiba Europa empezaron a abrírsele de la mano de un árbitro, Miguelo Betancor. «Primero me llamó para impartir unas charlas. Corría el año 2007. Y parece ser que todo lo que oyeron fue de su agrado», remarca Vaquera que poco tiempo después pasaba a hacerse cargo del área física de Fiba Europa. Y de allí otro paso más merced a su trabajo y métodos para acabar en Fiba Mundo. Era hace cuatro años y en todo ese tiempo su forma de elaborar y diseñar los mejores mecanismos de trabajo de cara a los árbitros no sólo le ha consolidado al frente de un departamento de tanta relevancia, también ha supuesto que otros deportes, entre ellos el balonmano, también hayan mirado e incluso contactado con el leonés para adaptar ese estilo a sus disciplinas.

«El baloncesto es un deporte de élite que requiere a profesionales perfectamente preparados. En todos los sentidos, desde el táctico al físico. Y ahí entra nuestro departamento», precisa Alejandro que sitúa a los árbitros en un plano de notable importancia dentro del deporte. «Los jugadores son vitales, pero también los entrenadores y los árbitros. Buscamos, y lo estamos consiguiendo, que poco a poco este colectivo sea profesional al cien por cien. En algunas ligas ya lo son pero hace falta que el porcentaje sea superior. Todos saldremos ganando, y en especial el baloncesto».

Su pasión por lo que hace se traduce en horas y horas de trabajo. Desde León donde trabaja en la Universidad precisamente en lo que más le gusta, la preparación física enseñando a sus alumnos las directrices que a algunos le han llevado también a un papel destacado dentro del ámbito deportivo, Vaquera ha logrado aportar su sello a un departamento vital en Fiba Mundo que antes, hasta su llegada, estaba prácticamente en pañales y que con el leonés ha logrado un papel protagonista.

Hasta el punto de que si antes era él solo el encargado de supervisar la metodología de trabajo y entrenamiento de los árbitros de todo el mundo, en la actualidad cuenta con el apoyo de más profesionales. Dos en Europa y uno en Oceanía a los que se unirán en breve uno más en África, otro en América y un tercero en Asia. Así hasta abarcar los cinco continentes. «En el caso de los tres últimos aún estamos en fase de selección buscando a la persona que mejor pueda desarrollar este cometido», precisa Alejandro que espera que en breve pueda contar con el equipo al completo. Y siempre con el leonés como responsable máximo y sobre el que recaen todas las responsabilidades y directrices de trabajo.

Eso no le preocupa. Y menos el tener que ‘controlar’ a cerca de 260 árbitros Fiba en Europa, cifra que llega a los 600 si se contabilizan los de todo el ámbito mundial, incluidos también los de la NBA y WNBA, las ligas profesionales norteamericanas en categoría masculina y femenina.

«De todos ellos en Europa unos 90 son del grupo de élite que en todo el mundo llegan a los 350», precisa en máximo responsable del Área Física en la Federación Internacional de Baloncesto.

Y a todos controla y hace un seguimiento en sus entrenamientos y también a la hora de arbitrar. «Buscamos que la profesionalización sea absoluta. Y por eso es preciso controlar muchos aspectos haciendo también un seguimiento importante que analizamos para cada uno de ellos y que tratamos también, con diferentes pautas y consejos, optimizar».

Para Alejandro Vaquera, «en nuestro estudio y supervisión aparecen las pautas y datos que se traslucen de los entrenamientos y los partidos, pero también otros aspectos que directa o indirectamente influyen en el rendimiento del árbitro, y más si este pertenece al grupo de élite». Entre esos apartados aparecen la alimentación, los viajes, los momentos de recuperación... y también las posibles lesiones. Todo aparece reflejado en la base de datos del departamento que dirige Vaquera para ser analizado.

Además, debido a las nuevas tecnologías, estos datos y la posibilidad de interactuar entre el propio Vaquera y su grupo de trabajo con los colegiados pueden ser cotejados desde la distancia. «Estamos en contacto con ellos aunque no sea de manera presencial. Y mediante videoconferencia o a través de las redes podemos solventar cualquier problema o duda», asevera. Eso sí, tampoco faltan los clinic o reuniones de trabajo que bien sea antes de los torneos o de forma puntual en algún momento del año sirven para que esos manuales de trabajo tengan el cumplido desarrollo entre los árbitros.

«En los cuatro años que llevo al frente del área de preparación física de la Fiba dentro del estamento arbitral hemos recorrido un camino importante y avanzado de manera considerable. Se han hecho muchas cosas pero aún faltan bastantes por lograr. En eso estamos y creo que con el paso de los años esa metodología que estamos implementando va a tener un desenlace tan bueno como beneficioso para el deporte de la canasta».

Un resultado que lleva la rúbrica de un Alejandro Vaquera que se ha convertido por su trabajo y aplicación de nuevos métodos en un peso pesado dentro de una Fiba Mundo que en su día apostó por este profesor de la Universidad de León y que después de cuatro años sigue haciéndolo. E incluso con más fuerza y galones.

Vaquera y Bultó, dos embajadores del baloncesto leonés. DL.
El preparador con todo un mito del baloncesto, Arvidas Sabonis. DL



Club de prensa