+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

De viaje a

boñar

Boñar sabe a Nicanores sí, pero también a platos de cuchara, a cocina tradicional, a carnes rojas y a tarta de trucha. Buena fe dan los hosteleros, que reciben hordas de avezados comensales Las rutas de senderismo, el ocio en plena naturaleza, parajes como el encinar de Grandoso, su Puente Viejo o el Museo de la Fauna Salvaje hacen de este municipio un lugar único para el turismo

 

Boñar se ha convertido en uno de los municipios donde más turismo activo se concentra de toda la provincia. Sus montañas, valles, el Porma, las rutas de senderismo y gran parte de su patrimonio cultural se erigen como grandes atractivos. -

marciano pérez -

r. barrocal
06/01/2017

Todo aquel que se deja caer por Boñar recibe esa siempre necesaria bofetada de realidad ante lo que parece un paraje digno del mejor de los cuentos. Un escenario natural cortado en dos por una vía que simula conducir a ninguna parte y que sin embargo esconde toda una caterva de personajes ilustres, tradiciones e historias que todo abuelo cebolleta desearía contar a sus nietos las veces que sea necesario. ‘Boñar es para disfrutarlo’, reza uno de sus principales eslóganes. Y no miente. No exagera. No se trata de publicidad engañosa.

Boñar sabe a Nicanores sí, pero también a platos de cuchara, a cocina tradicional leonesa, a carnes rojas y a tarta de trucha. Buena fe de ello dan los hosteleros de la zona, acostumbrados a recibir hordas de avezados comensales durante todo el año.

Los amantes del ocio de montaña y del senderismo encuentran aquí una de las mayores ofertas de turismo activo de toda la provincia. Parte de culpa corre a cargo del Porma, cuyas aguas bravas recrean algunos de los mejores pasajes de aquel ‘Río Salvaje’ atravesado por Meryl Streep. El rafting o el descenso en canoa son dos de sus grandes atractivos, pero no los únicos. Espeleología, escalada y rutas en bici se suman a los paquetes habituales de las empresas del sector que echan raíces en esta localidad leonesa tocada por la varita mágica de los Picos de Europa. A Boñar le acompañan otras 18 localidades en el que es uno de los municipios más grandes del norte de la provincia.

Valdehuesa, sin ir más lejos, se antoja como otra de las estaciones donde todo mortal debe detenerse. Allí está su famoso museo de la fauna salvaje y sólo allí pueden contemplarse más de 5.000 especies de insectos disecados. Osos, leones, elefantes, tigres... todos ellos distribuidos según sus hábitats, ‘conviviendo’ en perfecta armonía. Quietos. Silenciosos. No quiero imaginar lo que debe ser aquí una ‘Noche en el Museo’.

De las muchas rutas que propone el municipio hoy me quedo con la de las Ermitas, que además de mostrar unas cuantas de estas construcciones resume como pocas la esencia de Boñar, con sus montañas y valles, sus encinares —ojo al de Grandoso— sus hórreos, arroyos y prados. La fuente de la Calda, el Puente Viejo —levantado en el siglo XIV—, el embalse del Porma, el Maragato en la Torre o el bosque de Pardomino son otros de los lugares de interés que engrandecen la leyenda de Boñar. Y coronando el corazón de sus vecinos y el de todos los que admiramos la zona sigue más presente que nunca el alma de su Negrillón. Un símbolo así jamás muere.

Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla