+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

vinícola del bierzo | Cabañas Raras

Entre la leyenda y la realidad

Es sin duda alguna la cooperativa berciana más castigada por el declive del sector. Lo es sencillamente por el hecho de hallarse ubicada en la zona de producción más afectada por el descepe, el cese de la actividad y la falta de relevo generacional. Pero los ‘Cabañas Oro’ son leyenda.

 

Fachada princi-pal de la nave de elaboraciónde Vinícola del Bierzo. Una de almacenaje completa las instalaciones. - B. FERNÁNDEZ

Rafael Blanco
16/09/2011

mapa de situación de la bodegaNosotros jugamos en otra división. Es algo que todos tenemos asumido, sea justo o injusto. Para las cooperativas no es fácil vivir frente a las bodegas particulares y tampoco lo es sobrevivir en los tiempos que corren. Pero tenemos que seguir luchando y lo vamos a hacer durante mucho tiempo». Avalado por los muchos años de ejercicio, por la diversidad de su actividad, por el profundo conocimiento del entorno y por su labor en la enología y en la docencia especializada, José Manuel Baelo González defiende la fórmula del cooperativismo consciente de que lo hace a contracorriente. Las cifras son tozudas y no invitan al optimismo. Hace sólo seis o siete años la Bodega Cooperativa Comarcal Vinícola del Bierzo, la cooperativa de Cabañas Raras para entendernos, todavía recogía en sus tolvas dos millones de kilos de uva tras la vendimia. En la vendimia del 2009 la cosecha se redujo a una cuarta parte y sólo alcanzó los 150.000 kilos en la del 2010. El cese en la actividad de viejos viticultores sin relevo en el ámbito familiar está tras esas cifras, que tienen otra lectura en el hecho de que de los quinientos socios que impulsaron la creación de la sociedad en 1965 sólo quedan la mitad, vecinos todos ellos de Cabañas Raras, sobre todo, pero también de Sancedo, Cueto, Cubillos del Sil, Fresnedo, Finolledo, San Juan de la Mata, Columbrianos, Cortiguera, Ocedo... A esa realidad es a la que hacen frente los responsables de la sociedad: Ángel Álvarez Tejón como presidente y el propio Baelo como responsable técnico. «Sabemos que aquí, como a cualquier otra cooperativa, nos llega lo mejor y lo peor. Lo que tenemos que hacer es separarlo y aprovecharlo de la mejor manera posible», reconoce el enólogo sin ningún alarde pero recordando que el Cabañas Oro Tinto Roble fue ganador hace dos años de un Zarcillo de plata, un mérito realmente importante para un vino de una cooperativa. Diez años antes, en 1999, el Cabañas Oro Crianza había sido distinguido con una medalla de bronce en el mismo concurso vinícola.

En unas instalaciones muy bien conservadas, Vinícola del Bierzo mantiene su actividad en tres frentes: granel y bag in box por un lado, vinos de mesa —La Morenica como etiqueta histórica y Marqués de León más moderna— y elaboraciones de calidad al amparo de la Denominación de Origen Bierzo. Embotella desde 1994 y en lo que se refiere a vinos con sello de garantía lo hace bajo la referencia única, y muy popular, de Cabañas Oro. Es así para las siete elaboraciones: un blanco que mezcla a partes iguales palomino y doña blanca (30.000 botellas; 1,98 euros en bodega), un godello (5.000; 4,21), un rosado bivarietal con tres cuartos de mencía y uno de doña blanca (8.500; 1,98) y los monovarietales mencía joven (80.000; 1,98), roble, crianza (4.500; 4,00) y reserva (2.000; 6,80). Una carta clásica sobre la que periódicamente se actualizan las presentaciones y a partir de la cual se realiza un importante esfuerzo comercial por mantener viva en el mercado una referencia realmente histórica y una etiqueta imprescindible del vino berciano.

Noticias relacionadas







Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla