+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Mencía en versiones

Son dos referencias históricas ahora renovadas en toda la serie, pero que en el caso del tinto, siempre por bandera en el vino berciano, expresan la fortaleza de la Mencía en dos versiones. .

 

Lorena Crespo García, enóloga de Viñas del Bierzo, en la recepción y tienda de la cooperativa de Camponaraya. B. FERNÁNDEZ -

RAFAEL BLANCO
20/01/2017

Naraya fue la marca que en 1963 arropó el nacimiento de Viñas del Bierzo Sociedad Cooperativa, la primera bodega de la comarca nacida de la aportación societaria de los viticultores del entorno geográfico en el que se ubica, en Camponaraya, al paso del Camino de Santiago. Y Valmagaz fue la segunda. Tienen en común una y otra, además de una expresión paralela en sus elaboraciones de blanco, rosado y tinto, la mención en su referencia comercial como homenaje a esos hombres y esos parajes vitícolas históricos visibles desde la bodega —Naraya y Valdemagaz— que durante más de medio siglo ya han sustentado las marcas y la actividad en una sociedad que en la última vendimia procesó dos millones de kilos de uva —algo más del 80% fue de Mencía, unos 70.000 kilos de Godello y prácticamente la misma cantidad de Doña Blanca, siendo apenas testimonial la de Palomino— y que tiene a gala ser la más peregrina del Bierzo, no sólo porque el Camino de Santiago pasa por su puerta, sino porque ésta siempre está abierta, en permanente invitación a la visita, a quienes a diario transitan por él.

Es justamente el primer símbolo del peregrino —la concha, que también luce en el escudo de Camponaraya— una de las aportaciones en la renovación estética de la imagen de los Naraya (15.000 botellas de blanco, 10.000 de rosado y 210.000 de tinto; 2,20 euros en bodega en todos los casos), una de las primeras marcas comercializadas bajo la certificación de calidad de la Denominación de Origen Bierzo. Los cambios en la imagen de los Valmagaz (15.000 botellas de blanco también polivarietal, 10.000 de rosado, como en el otro caso también de Mencía, y 40.000 de tinto; 2,50 euros) surgen de la adaptación a los tiempos y de la exigencia de los mercados internacionales a los que fundamentalmente va dirigida la comercialización de esta gama intermedia de las elaboraciones de Viñas del Bierzo. La uva en este caso procede del paraje de Valdemagaz —La Válgoma, Hervededo, etcétera—, de cepas de entre 55 y 60 años situadas a entre 600 y 630 metros de altitud en distintas orientaciones. Para el tinto la uva macera entre cinco y nueve días y realiza la fermentación alcohólica entre seis y diez, con posterior crianza en depósitos de acero inoxidable sobre sus propias lías finas para alcanzar una mayor plenitud. Holanda, Bélgica, Francia, Austria, Alemania, Reino Unido, Polonia, China, Perú, Colombia y Estados Unidos, además de gran parte del territorio nacional, disfrutan de los Naraya y Valmagaz, ahora con renovada imagen y un vino también renovado, pero que mantiene la esencia y el espíritu de los auténticos y genuinos bierzo.

Noticias relacionadas

a b

Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla