+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

la dama del alba

Señorío desde el amanecer

Vega de Magaz. La Dama del Alba recuerda aquellas casas señoriales que poblaron La Cepeda hace un siglo. Su galería y su patio aún recuerdan cómo fue la historia y la fábrica de chocolates que albergó.

LA DAMA DEL ALBA
Vega de Magaz
639 392 004
www.ladamadelalba.com

 

Patio de la casa rural La Dama de Alba, en Vega de Magaz. Corredor, acceso a las habitaciones, comedor y fachada exterior. - DL

Nuria González.
03/02/2012

En un rincón de la comarca de La Cepeda, en la pequeña localidad de Vega de Magaz, se encuentra la casa rural La Dama del Alba, un alojamiento de alquiler completo con estilo que permitirá adentrarse en algunas de las comarcas más apasionantes de la geografía leonesa, Cepeda, Bierzo o Maragatería, pero también conocer ciudades con encanto como Astorga o Ponferrada.

En su pasado fue fábrica de chocolate y, después, se convirtió en una de las mejores residencias de la localidad. Así lo pone de manifiesto su estilo burgués de los años veinte que retrata la historia industrial que tuvo la zona, con la línea de ferrocarril en primer término que se convirtió en la vía de transporte más importante de La Cepeda.

Vega de Magaz fue uno de los primeros pueblos de la provincia que dispuso de teléfono y también de una sucursal bancaria. Allí hubo un cine y también la farmacia que perdura casi un siglo después. De cara al buen tiempo dispone de una playa fluvial para disfrutar al aire libre.

Una localidad, atravesada por un río truchero, en la que aún quedan casas señoriales que reflejan lo que fue esta población, sus dos molinos, uno de ellos restaurado.

Desde Vega de Magaz se pueden realizar varias excursiones por sus montes, ver lo que queda de los antiguos castros o realizar alguna de las rutas que propone el Ayuntamiento de Magaz de Cepeda.

La casa tiene un total de 18 plazas y dispone de ofertas interesantes en temporada baja. En sus 900 metros se distribuyen siete habitaciones dobles y una triple, tres baños completos, un salón de 60 metros cuadrados y una mesa en el comedor para 18 personas. Su patio llama la atención, al igual que su galería acristalada y en su restauración se han conservado algunos de los elementos originales. La cocina está totalmente equipada, dispone de calefacción y admite animales aunque no en las estancias de la vivienda.

Desde este punto también se pueden visitar otras localidades cercanas como Zacos, Porqueros, Vanidodes o Benamarías.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla