+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

CRÍTICA EMPRESARIAL

Antonio Catalán: "No estoy dispuesto a ganar más dinero sacrificando al personal"

El presidente de Hoteles AC critica que la reforma laboral permite "la explotación" de los trabajadores. El empresario asegura no sentirse representado por la CEOE

 

El presidente de AC Hoteles, Antonio Catalán, en una imagen de archivo. - JOAN CASTRO

EL PERIÓDICO
25/11/2016

El presidente de AC by Marriott, Antonio Catalán, ha asegurado este viernes no sentirse representado por la patronal CEOE por estar "en otro mundo", y ha defendido la necesidad de salarios dignos, máxime en el sector turístico y hostelero, que va bien, ya que es la "única forma de poder mantener las pensiones", según ha señalado el hotelero en la Cadena Ser.

Hace unos días Catalán aseguró en otro foro que se podía considerar "explotación" el despedir a un trabajador con 20 días por año trabajado y luego empezar a subcontratar. Estas declaraciones fueron compartidas este mismo jueves por el propio presidente de la CEOE, Juan Rosell, y el presidente de Cepyme, Antonio Garamendi, en la medida en que consideraron ilegales tales prácticas. La diferencia es que Catalán censura la reforma laboral del PP en la medida en que considera que es el marco que hace posible este tipo de "explotación". 

"No estoy dispuesto a que mi compañía gane más dinero porque yo no voy a ser más sabio ni más rico sacrificando al personal. Nuestro negocio y todos son de personas", ha afirmado el empresario hotelero, que asegura, que dependiendo de los diferentes convenios y antigüedad, sus camareras de piso ganan por encima de los 1.000 euros.

Para Catalán no es un problema de cobrar 800 euros mensuales, sino que, con la reforma laboral en la mano, se puede montar una sociedad con cinco personas, pactar un "acuerdo entre comillas" sobre un salario, y contratar a precios de 580 euros al mes. "Es una explotación pura y dura", zanjó. Por eso, ha lamentado que se hayan pasado ya cuatro años hablando de que la reforma laboral debe cambiarse pero nadie se haya sentado a una mesa a decir qué es lo que hay que cambiar. En este sentido, confió en que en esta legislatura se produzca un cambio. "Es un problema de justicia social", concluyó.

Catalán se ha mostrado también muy crítico con los políticos que viven "encapsulados en Moncloa y en el Congreso" y que, en su opinión, "viven fuera de la realidad" y de los problemas de la gente.




Club de prensa