+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Las empresas españolas se benefician de la expansión internacional de Iberdrola

 

30/12/2017

dl | redacción

La construcción del parque eólico marino de Wikinger es un claro ejemplo de cómo las inversiones llevadas a cabo por Iberdrola en su expansión internacional han supuesto una importante generación de empleo e impulso de la actividad económica en España.

Iberdrola adjudicó a finales de 2014 a Navantia contratos por valor de 160 millones de euros para la implantación de su instalación en aguas germanas. Este acuerdo permitió a los astilleros de Fene (La Coruña) y Puerto Real (Cádiz) entrar en un mercado estratégico, como es el negocio de la energía eólica marina, uno de los sectores con más futuro.

Los pedidos realizados por la compañía supusieron carga de trabajo para más de mil trabajadores de las instalaciones de Navantia, que fueron los encargados de realizar las 29 estructuras de anclaje -jackets- y la subestación eléctrica marina del parque alemán, que fue bautizada con el nombre de Andalucía.

Wikinger tiene un marcado acento español, ya que 116 pilotes están fabricados en Avilés (Asturias) por la compañía Windar, que también se ha ocupado de la elaboración de 70 torres y de 29 piezas de transición. Por su parte, Navantia ha realizado en sus astilleros de Fene 29 jackets y en los de Puerto Real la subestación marina y la empresa española Gamesa, ahora Siemens Gamesa, ha sido la encargada de la fabricación de las 70 turbinas, lo que demuestra el efecto tractor de Iberdrola con las empresas españolas gracias a este proyecto renovable, que ha permitido que compañías proveedoras nacionales sean compañeras de viaje en la expansión internacional, facilitándoles la apertura a nuevos mercados y negocios.

Iberdrola ha conectado a la red eléctrica alemana su parque eólico marino de Wikinger, instalación construida durante los últimos 18 meses en aguas del mar Báltico.

Wikinger aporta 350 megavatios (MW) de capacidad al sistema, capaces de suministrar energía renovable a unos 350.000 hogares.




Club de prensa