+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Financiar ahora las compras es tan caro como hacerlo durante la crisis

El tipo de interés de las tarjetas sigue por encima del 20%, igual que estaba en el año 2013.

 

Un hombre paga con su tarjeta de crédito. FERNANDO OTERO PERANDONES -

11/06/2018

José M. Camarero | Madrid

En plenas discusiones entre los miembros del consejo del Banco Central Europeo (BCE) sobre el momento para iniciar la subida de tipos de interés en la zona euro, los españoles aún no han notado de forma significativa lo que implicaba comprar a crédito un electrodoméstico, pagar un vehículo o adquirir un viaje internacional a un interés más bajo, como correspondería a una economía que se ha movido con unos tipos oficiales anclados en el 0% desde hace cuatro años.

El estado de gracia que ha vivido la financiación en toda la zona euro ha sorteado la economía española dejando unos efectos casi imperceptibles. Y ello a pesar de que ha sido el consumo doméstico uno de los factores que más han impulsado el crecimiento del país. Los titulares de una tarjeta de crédito bancaria están pagando un interés medio que no ha conseguido horadar las tasas del 20% en los seis últimos años. En concreto, los ciudadanos están pagando un coste financiero del 20,7% al usar este producto en cualquier establecimiento, según la última estadística del Banco de España.

Se trata de un interés muy similar al que pagaban los consumidores por sus tarjetas en las compras financiadas en 2017, cuando la banca aplicaba un tipo medio del 20,8%. En 2013, un año antes de que el presidente del BCE, Mario Draghi, pusiera en marcha la maquinaria para rebajar el precio del dinero en la Eurozona, las tarjetas tenían un coste medio del 21,1%. Y en estos cuatro últimos años, con los tipos del supervisor bancario por los suelos, el de los ‘plásticos’ ha rondado ese 21%.

Créditos personales

La misma tendencia —incluso de forma más acusada— han dibujado los intereses de los nuevos créditos personales concedidos por las entidades financieras durante la crisis y posterior recuperación. Hasta el pasado mes de abril, quienes financiaban sus compras con esta modalidad pagaban un interés medio del 7,8%.

Llama la atención que ese coste es incluso mayor al que se asumía por esa misma operación a finales de 2017, cuando el tipo medio se encontraba en el 7,2%. Es decir, los intereses de los préstamos personales se han incrementado un 8% en los cuatro primeros meses del año, dentro de un contexto marcado por los tipos oficiales en mínimos. Cuando la recesión impactó con mayor envite sobre España, en 2013, los compradores tenían que asumir un coste cercano al 9% por financiar sus adquisiciones en un momento en el que se unía la mayor tasa de paro desde la entrada al euro, la ralentización del consumo y el temor a un rescate generalizado del país, sumido en recortes. Desde entonces, la caída de los tipos ha sido imperceptible, si se compara con la que ha experimentado el precio oficial del dinero o el coste de las facilidades a la banca por dejar su dinero en manos del BCE. Los intereses de los préstamos domésticos apenas ha caído un 12% en seis años. Una cifra insignificante si se compara con el drenaje que han registrado las hipotecas, cuyos intereses han descendido hasta un 44% en todo este periodo, al estar ligadas directamente con el euríbor, que sigue en negativo tras cerrar mayo en el -0,188%.

Noticias relacionadas




Club de prensa

   
1 Comentario
01

Por jgomez 12:27 - 11.06.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

20 % - 8 % , etc. ¿Quién da más, . . .?, la banca española, con la debida "autorización" de las autoridades monetarias y percibiendo del sufrido cliente estos ABUSIVOS INTERESES está cometiendo un "atraco a mano desarmada", sí señores. Y como contrapartida, acerquense a una entidad bancaria a ingresar un dinero sobrante, por ejemplo, un plazo fijo y le darán un 0,15 % o nada, así de sencillo. Y si entramos en el nuevo sistema de cuentas corrientes y lo analizamos detenidamente el NEGOCIO para la banca es BUENÍSIMO, ....... Así es la cosa desde mi punto de vista.

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla