+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Los hogares con tarifas propias se libran de la subida de la luz

De los 28,5 millones de usuarios españoles, casi 14 millones disponen de precios estables.

 

23/01/2017

j. m. camarero | madrid

El alza que ha experimentado el precio de la luz este mes no afecta a todos los consumidores por igual. Existe una mayoría de titulares de contratos eléctricos que no se percatarán de un repunte que se acerca al 30%, porque sus recibos no se encuentran ligados al precio regulado -Precio de Venta al Pequeño Consumidor, PVPC-, sino a alguno de los paquetes personalizados que comercializan las energéticas.

El número de hogares cuya factura eléctrica se rige en lo que se denomina como mercado libre -en el que se venden los ‘packs’ eléctricos con diferentes modalidades- alcanza ya los 13,8 millones. Esta cifra supone un 52% del conjunto de usuarios que disponen de contratos de luz, según la última estadística de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). El otro 48% corresponde a quienes todavía sí regulan sus facturas en función del PVPC, cuyo número total supera los 12 millones. Fue a mediados de 2015 cuando el conjunto de clientes ‘libres’ superó por primera vez al de los ‘regulados’, desde que arrancó el actual modelo, en el año 2009.

El incremento experimentado por los precios durante las tres últimas semanas se refleja directamente en los contratos de precios regulados, cuyos costes mensuales dependen de la variación del mercado ‘pool’ donde se negocian diariamente. Sus movimientos repercuten en un tercio del recibo tanto cuando descienden -así ocurrió hace un año- como cuando se incrementan.

En el lado contrario se encuentran los consumidores que han optado por tarifas estables, bien mediante contratos que establecen la misma cantidad a pagar mes tras mes independientemente de su consumo; aquellos a los que se aplica un precio concreto por cada kilovatio/hora (Kwh) de forma invariable a lo largo del año; o casos en los que se realiza un descuento con respecto al coste marcado inicialmente.

La diferencia entre unos y otros usuarios es que quienes siguen regidos por el PVPC se benefician de las caídas que registran los costes energéticos. Así ocurrió en abril de 2016, cuando el ‘pool’ descendió un 50% frente al año anterior, hasta los 24 euros por megavatio/hora (Mwh). El último informe de la CNMC señala, por ejemplo, que entre julio de 2015 y junio de 2016, el PVPC fue la opción más barata de todas las disponibles en el mercado -aunque no fue así en el período julio 2014-junio 2015-, y supuso un ahorro en la facturación de 32 euros al año, un 6% anual. Pero, al mismo tiempo, estos consumidores se arriesgan a que cuando los precios suben, como está sucediendo estas semanas, vean gravado su recibo.

Por su parte, quienes estén en el mercado libre habrán pagado más que el resto de hogares por su consumo en etapas como la del primer semestre del año pasado, cuando el precio regulado se encontraba muy bajo, pero ahora se encuentran en la posición contraria. Esto es, cuentan con la tranquilidad de que las subidas de precios no les afectarán en su próxima factura.




Club de prensa

   
2 Comentarios
02

Por Casandra 13:42 - 23.01.2017

¡Hasta que alguien lo dice! Y ahora díganme ¿cuántos hogares utilizan calefacción eléctrica?

01

Por saavedra 11:55 - 23.01.2017

Y sigue el cachondeo y la tomadura de pelo a los ciudadanos. No queda otra NACIONALIZACIÓN INMEDIATA DE LAS ELECTRICAS.