+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La subida de la inflación aumenta la ira alemana y recrudece el asedio a Draghi

El Consejo de Gobierno del BCE celebrará el jueves en Fráncfort su primera reunión de 2017.

 

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi. ARNE DEDERT -

16/01/2017

adolfo lorente | bruselas

Quizá suene a broma, pero en realidad, la mentalidad de los italianos no es tan diferente de la de los alemanes. De hecho, «cerca de 900.000 italianos residen en Alemania, casi seis veces más que españoles, lo que evidencia una sintonía lejos de lo común», como explica una alta fuente diplomática con amplios conocimientos de la realidad germana. Quizá así se explique mejor por qué Berlín apoyó en 2011 a Mario Draghi para liderar el Banco Central Europeo. «Draghi, el más alemán de los italianos», coincidieron todas las portadas de entonces.

Sin embargo, Berlín, que ha moldeado a su gusto la Europa de la Gran Recesión, se ha topado con un presidente del BCE a quien no ha logrado ‘domar’ pese a la enorme presión ejercida por su temible aparato. El bombardeo, con distintas fases de intensidad, ha sido una constante desde hace dos años y medio con nefastos resultados, eso sí. Draghi nunca ha dejado de sonreír para exasperación de los ahorradores alemanes, indignados con una política de ‘tipos cero’ que les está empobreciendo. Pero si algo define a los alemanes, además de sus obsesiones históricas, es su tenacidad, así que el asedio se ha recrudecido en los últimos días exigiendo una subida inmediata de los tipos de interés y el fin de los históricos estímulos.

El jueves, el Consejo de Gobierno del BCE celebrará en Fráncfort su primera reunión de 2017. La comparecencia de Draghi ha cobrado un inesperado protagonismo tras los últimos datos sobre la evolución de la inflación. La ira germana cobró renovados bríos el pasado día 3, cuando Eurostat publicó que diciembre, y debido al alza del petróleo, había cerrado en el 1,1% en el conjunto de la Eurozona, el mayor nivel desde 2013 y cinco décimas más que el mes anterior. En España se elevó hasta el 1,6% y en Alemania se disparó al 1,7%, provocando sudores fríos en un país paranoico con la inflación.

«Pese al rifirrafe, no veo un cambio de actitud de Draghi ni una subida de tipos este año, aunque habrá que esperar a ver cómo evoluciona la Reserva Federal o cuáles son los efectos de las políticas de Donald Trump cuando empiece a cortar el trigo en lugar de tuitear», explica desde Reino Unido Santiago Carbó, catedrático de Economía y Finanzas de la Bangor University e investigador de Funcas. No obstante, asegura tajante que la Eurozona no está para muchas alegrías y que «países como Italia no podrían soportar una finalización brusca del programa de estímulos». No hay que olvidar que durante 2016, el BCE compró casi 100.000 millones de la deuda emitido por el Reino de España, casi la mitad del total. «Deben entender que la Eurozona está formada por 19 países y no por uno», ha señalado Draghi en varias ocasiones.

El «teatrillo» germano Aún se recuerda el durísimo ataque lanzado en primavera por el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schauble, acusando al banquero italiano de ser el culpable del 50% de los votos que está logrando la radical AfD, formación de extrema derecha contraria al euro que en las elecciones de septiembre podría lograr un resultado histórico. He aquí parte del porqué del recrudecimiento del asedio alemán a Draghi, de «ese teatrillo del que también forma parte el Bundesbank y en el que la canciller Merkel ha jugado un papel clave apoyando en última instancia las políticas de Draghi», explica Miguel Otero, del Real Instituto Elcano.

El principal argumento de ‘Super Mario’ para contrarrestar a Berlín ha sido, precisamente, sus veneradas reglas. El objetivo fundacional del BCE es que la inflación esté próxima pero por debajo del 2%, y durante estos dos últimos años ha estado bajo mínimos.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla