+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

«El futuro del vino está fuera»

Roberto y Fernando García Miranda.
Bodegas Hijos de Lisardo García SL


«La exportación es el futuro y la alternativa para el vino berciano. Es la apuesta que tenemos que hacer todas las bodegas». Con ese horizonte comercial, desde la solidez de la Mencía y el Godello y en una inequívoca apuesta por la calidad traza su futuro la bodega Hijos de Lisardo García.

 

Roberto García Miranda, en lasala de barricasde la bodegade Parandones. - b. fernández

Rafael Blanco
28/06/2013

Fernando y Roberto García Miranda son integrantes de la tercera generación familiar dedicada a la viña y el vino. Había sentado las bases de la actividad su abuelo y el padre de ambos dio forma al proyecto cuando en los años sesenta construyó una bodega bajo la vivienda familiar —en casi todas las casas de Parandones hay una— con una capacidad de elaboración de 140.000 litros. El salto cualitativo lo dieron los García Miranda cuando el mayor de ellos decidió estudiar enología y el segundo se sumó al proyecto de bodega familiar inscrita en la Denominación de Origen Bierzo en el año de nacimiento de la misma, que precisamente coincidió con la construcción de las actuales instalaciones.

Las cincuenta hectáreas de viñedo propio, ubicado en Parandones sobre todo, pero también en Valtuille de Abajo, Toral de los Vados, Villafranca del Bierzo, Pieros, Sorribas y Carracedelo, es la base de elaboración de un considerable volumen de vino que la bodega despacha a granel para clientes gallegos, asturianos y bercianos.

Sin embargo destina una parte seleccionada de la vendimia a la elaboración para el embotellado bajo las referencias de Señorío de Parandones y Viña Miranda. En el primer caso se trata de un tinto básico del año y en el segundo de un Godello de buena factura —brota de cepas de hasta 30 años— y un tinto de más alta exigencia cualitativa que a partir de este año saldrá al mercado no sólo con un tiempo de reposo en botella, como era costumbre de la casa, sino con paso por madera.

Hace ya cinco o seis años que una parte de la bodega, en plano subterráneo, se habilitó como cava de crianza y hace tiempo también se venía ensayando una elaboración más larga que finalmente se va a concretar. «La Mencía da juego para todo. Con el viñedo bien cuidado y criterio en la elaboración puedes hacer lo que quieras con ella, auténticas virguerías», afirman los García Miranda, que sin embargo reparten el cariño con la otra variedad principal, el Godello, del que además del embotellado elaboran una partida importante para el granel. Para uno y otro buscan mercado en el exterior desde la plataforma Bierzo Export Wine que agrupa a varias bodegas con importantes volúmenes de producción. «Es el mercado refugio del vino berciano a la vista de cómo está el mercado nacional», se afirma en la bodega.

Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla