+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

LA ENTREVISTA

«A Trump le diría que no necesitamos fronteras»

RAFAEL BASURTO | LA VOZ DE LOS PANCHOS

 

Rafael Basurto, la voz de Los Panchos. DL -

15/02/2017

VERÓNICA VIÑAS | LEÓN

Próximamente grabará un disco de duetos con Armando Manzanero y Julio Iglesias, entre otros, pero esta noche quien le acompaña en el escenario es su ahijada Tamara. Ambos recorrerán los mejores boleros de todos los tiempos en un concierto titulado Si tú me dices ven... Rafael Basurto, la voz de Los Panchos, confiesa que siempre lo deja todo por el público. Este mexicano universal tiene un mensaje para el presidente de Estados Unidos, Donald Trump: «El mundo no necesita fronteras».

—¿Está encadenado al bolero?

—Sí, por supuesto. Estoy encadenado al amor y a la gente que nos sigue desde hace muchos años.

—¿Cómo surgió esta gira con Tamara?

—Porque es mi ahijada. Fui yo quien le di la oportunidad de grabar su primera canción en el disco Mil años de amor. Ahora es una artista consagrada. Es una extraordinaria cantante, con su estilo propio, con un modo de cantar muy hermoso que ha enamorado a mucha gente. Seguramente se quedará como clásica, cantando boleros.

—¿Han consensuado los temas que cantan?

—Sí, cantamos realmente lo de siempre, los éxitos de los Panchos y temas de ella. Lo más importante es llegar al corazón del público. Tamara lo ha logrado. En León incorporamos canciones nuevas al repertorio que van a ser toda una sorpresa en el Auditorio.

—¿Cómo se resolvió el litigio por el nombre de los Panchos?

—Se presentaron algunas personas que no tenían autorización para usar mi nombre artístico. Yo les puse una demanda y ya no volverán a molestar.

—¿Nunca le ha tentado probar otros géneros musicales?

—Hemos grabado diferentes ritmos latinoamericanos, desde un tango porteño a una cumbia colombiana, sin olvidar, obviamente, el folclore mexicano. Pero el bolero es nuestra especialidad.

—¿Es cierto que esta gira es una despedida de los escenarios?

—No, no. Esperemos que no. Realmente despedirme es muy difícil. Seguiré cantando hasta que el público quiera y dios me lo permita.

—¿Café Quijano son los sucesores de Los Panchos?

—Puede ser. Son jóvenes y tienen talento. Han tenido varios éxitos con música moderna y boleros rítmicos. Seguramente serán nuestros sucesores. Estamos buscando quién pueda continuar con nuestra música para que nos sigan recordando para siempre.

—¿Cuál es su bolero favorito?

—Hay muchos que me encanta, pero el que me lo ha dado todo es Si tú me dices ven...

—¿Y lo deja todo?

—Siempre lo dejo todo para estar puntual junto al público.

—¿Escucha otra música que no sean boleros?

—Por supuesto. Todo depende del momento. Me gusta la música clásica y también la moderna. Pero los boleros son los que nos han dado permanencia durante 74 años aproximadamente.

—¿Qué le diría a Donald Trump?

—Ese muchacho ha salido bastante bravo. Le diría y le pediría que en estos momentos, en vez de desunir, nuestro mundo lo que necesita es unión y no fronteras. Se lo rogaría desde lo más profundo de mi corazón.

—¿A cuánta gente interesante ha conocido?

—A casi todos los grandes de la música, de España, de México y del mundo. Enumerar a unos cuantos compañeros sería no nombrar a todos.

—Pero también ha conocido a muchos otros personajes célebres...

—Sí, a los reyes anteriores, a los actuales, a los de Taiwán y los Japón, a presidentes... y a amigos, de todos los países, que les gustan los boleros.

—¿Alguno de ellos le ha sorprendido?

—Me ha impresionado lo humildes que son.

—La revista ‘Rolling Stone’ abría un artículo con el titular: ‘El grupo más ‘killer’ del siglo XX fue Los Panchos’, ¿Lo comparte?

—Absolutamente. Considero que así es.

—¿Están los tiempos para boleros?

—Creo que sí. La gente necesita más calidad espiritual, más pasión y más unión. Es lo que pretendemos, unir almas, cuerpos y corazones. Solamente así permanecerá nuestra Humanidad más tiempo; de lo contrario, creo que correría el peligro de desaparecer.

—¿Cómo se consigue ser una leyenda?

—Trabajando mucho, en pro del amor. Es el público decide si te quedas o no permaneces.

—¿Tiene una relación muy especial con León, no?

—Sí. Yo quiero mucho a León. Creo que es mutuo el cariño. Aquí tenemos nuestra oficina de representación y nuestro empresario, José Miguel González Robles. Cada vez que me digan ven, yo estaré con ustedes.

Lugar: Auditorio Ciudad de León.

Hora: 20.30.

Entradas: 30 euros.