+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

CULTURA ■ PREMIO NADAL DE NOVELA

«El humor es un arma mucho más poderosa que el drama»

■ Alejandro Palomas: «Quiero mostrar lo mejor del alma humana» ■ «Soy un alfarero de las emociones y fabrico las novelas que no encuentro en el mercado». cuerpo 16. 2 líneas.

 

El escritor catalán Alejandro Palomas, ganador del Premio Nadal por su novela ‘Un amor’. MARTA PÉREZ -

08/01/2018

miguel lorenci | barcelona

«Veinticuatro horas. Una familia. Una boda. Todo va bien. Una llamada. Todo se tuerce. Una noticia cae como la metralla y lo desbarata todo». Así resume Alejandro Palomas (Barcelona, 1967) Un amor, su novela ganadora del premio Nadal. «No es autoficción sentimental; es literatura con emociones y sin apellidos», dice abominando de la etiquetas este autor de quince libros, casi todos con títulos cortos y tan directos como su estilo: Una madre, Un hijo -Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil- o Un perro.

—¿Es una novela rosa, como cabe suponer por el título?

—Para nada. No soy muy amigo de ese color. No es de los míos. Me gusta mezclar colores a paletazos. Cuanto menos te lo esperas hay un rojo. Piensas que se va a teñir de rosa, y aparecen el negro o el blanco, que es el color de la respiración. Mi favorito. Es un juego con muchos colores. Me aburrí del blanco y negro que daban la imagen de un Alejandro Palomas muy cobarde que no apostaba. Cumplidos los 50 lo que más me gusta es arriesgar y poner mucho color.

—La familia, ¿paraíso o infierno?

—Ambos. Son los pilares de la novela, como en la vida, que se vive en blanco y negro, sin arriesgar, cuando te da mucho miedo. Todo lo demás es elección y riesgo. Cuando vives la familia como a mí me gustan, es un deporte de alto riesgo. Cada familia tiene su humor y el de esta familia es peculiar surrealista y nada rosa. Hay mucha emoción contenida y no es de violín.

—Una novela de una intensidad «muy Palomas», dice. Explíquese.

—Escribo novelas porque no encuentro las que yo escribo. Las que me gusta leer. Lo que no encuentro en el mercado lo fabrico yo. Un ‘mundo Palomas’ en el que trabajo, ideo, vivo y escribo solo. Haciendo un juego de palabras, Palomas es muy Juan Palomo de la novela. No sé cómo definirlo, pero se refleja en lo que escribo. Nadal y Federer juegan con estilo propio. Palomas escribe con estilo Palomas. Un estilo que pocas veces hallo en otros novelistas. Una excepción es la húngara Agota Kristof.

—Una novela «para inyectársela», dijo al presentarla.

—Sí. La vida en vena. Un chute vital. Si te gusta la vida, te gustará muchísimo. Soy así en todo. Quiero provocar voracidad en el lector. Que quiera quedarse conmigo y saber más de Amalia y la familia que apareció en Una madre, en Un perro y ahora en Un amor. Mi madre me preguntó qué estaba haciendo. Solo supe decirle que estaba con la historia de amor más bonita que había leído nunca. Suena mal que lo diga yo, pero es lo que he querido escribir.

—¿Su lector reirá o llorará más?

—Reirá mucho más. Lo más difícil del mundo es hacer reír. Hacer llorar es muy fácil. No tiene secretos. Hago llorar a cualquiera en cinco minutos. Hacer reír es más complicado. El humor es un arma mucho más poderosa que el drama. En el humor hay compromiso. Cuando en esos horribles programas de televisión preguntan a la gente qué quiere de su pareja, mujeres y hombres siempre dicen: «que me haga reír». No es casualidad. Es un latido inconsciente. La risa une para siempre. Si la mantienes, no se gasta nunca. El drama tiene un punto de saturación. El sensor humano dice basta ante el exceso de drama. Cuando te ríes siempre estás apostando por ti. Por eso es tan complicado hacer reír. Me encanta hacer reír en la vida y en la ficción. Sentir que tengo ese poder que hace entregarse al lector.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla