+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

OLVIDO GARA ‘ALASKA’, CANTANTE

«La prioridad es divertir a los leoneses»

 

Alberto Martín -

24/06/2017

Lugar: plaza Mayor de León.
Hora: 23.00.

P.R. / E.G. | LEÓN

Sin tregua. Alaska y Nacho Canut toman hoy el testigo dejado por El Langui para no dar respiro a León. Los suyos son sonidos enérgicos y muy bailables, un verdadero terremoto sonoro con epicentro en la plaza Mayor.

—Teniendo en cuenta que ayer fue la noche de San Juan, quizá hoy serán el ‘espidifen’ de las fiestas...

—¡O igual no! Tenemos un repertorio variado. Si tuviéramos canciones muy lentas no sería lo más adecuado. Pero con lo que tocamos en conciertos gratuitos o fiestas, lo que es seguro es que haremos un concierto muy divertido. Un repaso a muchos de nuestros temas más conocidos. Y algo del nuevo disco.

—¿Qué conocen de León?

—Conocer no conocemos casi nada de ningún sitio (risas). Porque casi siempre es llegar al hotel, probar, tocar, vuelta y viaje al día siguiente.

—Entre Luis Miguélez, músico leonés con el que coincidieron en sus orígenes, y, no sé, Carmen Lomana, ¿no conocen más de León?

—¡Pues más gente! Por ejemplo, a Toñín (Toño Capricho) o Fredy Valbuena, que tocaron con nosotros.

—Estando en gira veraniega, ¿echan de menos los conciertos que son más de club o en salas?

—Todos los conciertos son divertidos y hay que estar preparado para todos. Se trata de eso. El de hoy en León será, ante todo, para divertir. Pero en marzo hicimos conciertos sólo con piano y también lo pasamos bien.

—En este presente con Fangoria, ¿echan de menos tiempos anteriores, Alaska y Los Pegamoides, etc.?

—Todo ha sido lo que tenía que ser. Los cambios se fueron dando a veces queriéndolos y otras sin que lo quisiéramos. Dinarama fue el resultado de la disolución de Alaska y Los Pegamoides, Fangoria, de la de Dinarama. Todo ha discurrido así.

—Y Alaska y Nacho Canut forman la pareja artística más incombustible de este país. ¿Cuál es la clave?

—Pues he aprendido que no hay nada como ser menos. En un grupo, desde luego. Entre ser siete, cinco, tres o dos, me quedo con dos.

—¿Qué es lo que más les gusta al uno del otro?

—Pues que somos tan parecidos como distintos. El grupo sabe ser bicéfalo. A veces no nos hace falta ni hablar para entendernos o para saber lo que pensamos.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla